El Govern balear y la Embajada de Francia en España celebran este lunes una cumbre internacional en Palma de Mallorca que está marcada por los atentados terroristas de la semana pasada en la capital francesa y las numerosas muestras de solidaridad mostradas desde países de todo el mundo.

Minutos antes de comenzar la jornada de trabajo, que se desarrolla en el Parc Bit, el vicepresidente del Govern y conseller de Presidencia, Antonio Gómez, ha transmitido a los asistentes de la delegación francesa la solidaridad y apoyo de Baleares hacia el pueblo francés tras el ataque contra el semanario satírico 'Charlie Hebdo', que causó la muerte de doce personas.

Por su parte, el cónsul general de Francia en Barcelona, Edouard Beslay, ha agradecido las muestras de solidaridad de nuestro país tras los atentados y, en este sentido, ha indicado que "las manifestaciones que se han celebrado en España son un signo de apoyo muy fuerte".

Así, el vicepresidente balear ha destacado la relación tan estrecha que existe entre las Islas Baleares y el país galo, y ha precisado que algunos de los temas de interés común que se expondrán a lo largo del día versarán sobre conectividad, educación, formación profesional y desestacionalidad, entre otros

Representación de varias consellerias

Desde el Ejecutivo isleño, además del vicepresidente acuden al encuentro los directores generales de Relaciones Institucionales y Acción Exterior, César Pacheco; de Turismo, Montserrat Jaén; de Educación y Cultura, Antoni Vera; de Universidades e Investigación, Antoni Alcover; de Ordenación, Innovación y Formación Profesional, Isabel Cerdà, de Innovación, Antoni Mateos, y el gerente de la Fundación Bit, Miquel Bernat. También asistirá la vicerrectora de Alumnos, Titulados y Empleabilidad de la UIB, Margalida Payeras.

Entre los asistentes de la delegación francesa, cabe destacar la presencia del ministro consejero de la Embajada, Cyril Rogeau; acompañado por los consejeros de Cooperación y Acción Cultural, de Economía y de Desarrollo Turístico; el cónsul general de Francia en Barcelona y el cónsul honorario de Francia en Palma de Mallorca, Michel Magnier.

Se trata de una cumbre de cooperación interadministratio con carácter sectorial en el que se tratarán diferentes ponencias y charlas sobre materias como educación, turismo, economía o innovación, temas de interés común para Baleares y Francia.