El tráfico de la carretera entre Puente El Arrudo y Sobrelapeña se reanudará mañana

Había permanecido cortada debido a un hundimiento de su plataforma que ha afectado durante un mes a más de 300 vecinos de Lamasón
Trabajos de reparación de la plataforma que se hundió
Trabajos de reparación de la plataforma que se hundió
GOBIERNO

El tráfico de la carretera autonómica CA-856, entre Puente El Arrudo y Sobrelapeña, se reanudará este lunes, 12 de enero, una vez que el Gobierno de Cantabria ya ha reparado la plataforma de esta vía que se hundió por las intensas lluvias de los primeros días de diciembre, dejando sin su principal vía de acceso a más de 300 vecinos de Lamasón.

Así partir de este lunes, el tráfico de la carretera, que había sido cortado, volverá a abrirse, normalizando la circulación y evitando los rodeos por Puentenansa o Peñarrubia-La Hermida que se estaban realizando, aunque las obras continuarán y finalizarán en los próximos días, según ha informado el Gobierno regional en un comunicado.

El hundimiento se produjo como consecuencia de los fuertes temporales de lluvia y viento sufridos en Lamasón durante los primeros días de diciembre, cuando el muro de mampostería de sostenimiento de la CA-856, entre Puente El Arrudo y Sobrelapeña, cedió en la margen izquierda del punto kilométrico 5,8, junto al río Lamasón, en el entorno denominado La Higar del Diablo.

El hundimiento del muro alcanzó inicialmente una longitud aproximada de 13 metros en su zona central, la cual aumentó hasta los 15 metros de longitud pocos días después.

La Consejería de Obras Públicas tuvo que reforzar el muro con perfiles metálicos y anclajes para evitar que se produjese un mayor deterioro, realizando el proceso de reparación por el procedimiento de emergencia para atenuar en lo posible las molestias a la población afectada.

Refuerzo del muro y construcción de uno nuevo

Las obras realizadas para restablecer el tráfico de "la forma más rápida y económica" ha sido la de reforzar los laterales del resto del muro no hundido y construir un nuevo tramo central de muro.

Para ello, se ha reforzado el muro de mampostería existente a cada lado del tramo hundido, con una longitud de 3 metros en el lado de Sobrelapeña y de 7 metros en el lado de Puente El Arrudo, siendo la altura máxima aproximada en ambas actuaciones de 8 metros.

El refuerzo se ha realizado mediante el adose de perfiles metálicos, sujetos al muro mediante bulones de diámetro y longitud variable de entre 8 y 10 metros, con un empotramiento mínimo de 2 metros en el sustrato rocoso, anclados al sustrato rocoso mediante inyecciones de lechada de cemento.

También se ha construido un muro-pantalla de hormigón armado con una pequeña zapata apoyada sobre la roca en la parte inferior del muro. El nuevo muro tiene una longitud de 15 metros de longitud, 8 metros de altura y una anchura constante de 0,50 metros.

Además de la reparación y reforzamiento del muro, se ha reconstruido la carretera afectada por el hundimiento mediante el empleo de pedraplén, una capa de 25 centímetros de zahorra artificial y dos capas de aglomerado de 5 centímetros de espesor cada una, así como la restitución del pretil de mampostería en la zona del hundimiento con la misma forma y dimensiones que en el resto de la carretera.

Aunque la circulación se reestablecerá este lunes con todas las garantías de seguridad, las obras concluirán de forma definitiva en los próximo días.

Con la apertura del tráfico, los escolares que cursan estudios en el instituto de San Vicente de la Barquera, no tendrán que dar un rodeo por Puentenansa, así como los comerciantes, vendedores, transportistas y vecinos que tenían que tramitar asuntos en Santander, Torrelavega y otras localidades y que perdían más de media hora en cada uno de los trayectos para realizar sus gestiones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento