Contaminación en Madrid
Imagen de la boina de contaminación sobre Madrid desde el Cerro del Tío Pío (Puente de Vallecas). JORGE PARÍS

Ana Botella empieza 2015 con una de sus pesadillas recurrentes: la boina de contaminación sobre Madrid. El fenómeno, que persigue a la alcaldesa desde que tomó posesión del cargo de concejal de Medio Ambiente en 2007, se ha desbordado una vez más provocando que la ciudad haya superado los niveles de polución por dióxido de nitrógeno (NO2) autorizados para todo el año en poco más de una semana.

La legislación actual prohíbe que las metrópolis europeas rebasen más de 18 veces al año su Valor Límite Horario, establecido en 200 microgramos de contaminante por metro cúbico durante una hora. Sin embargo, la estación medidora del Barrio del Pilar lo había rebasado hasta este jueves en 27 ocasiones desde el pasado 1 de enero. Y no es la única que registra datos negativos.

Las estaciones de Méndez Álvaro, Plaza de España o Cuatro Caminos también han sufrido superacionesLos detectores situados en Sanchinarro alcanzaron las 18 superaciones el miércoles, 7 de enero. Los del Ensanche de Vallecas y la plaza de Fernandez Ladreda lo han hecho en 15 ocasiones, mientras que los de la Avenida de Ramón y Cajal y las Escuelas Aguirre (junto al parque del Retiro), han llegado a 12 y 11, respectivamente. Villaverde ha llegado a 9, de acuerdo a los recopilados por Ecologistas en Acción a partir de la red oficial. La organización cree que todos estos los aparatos rebasarán los límites en los próximos días debido a la situación de estabilidad atmosférica.

Moratalaz (4), Méndez Álvaro (3), Plaza de España (2), Cuatro Caminos (1), Plaza de Castilla (1) y la Urbanización Embajada-Alameda de Osuna (1) completan el cuadro. Fuera de la capital, también han sufrido el 'nitrogenazo' los habitantes de Alcalá de Henares (4), Alcobendas (3), Collado Villalba (1), Coslada (1) y Colmenar Viejo (1). En total, se han producido 119 superaciones en una semana.

Incumpliendo desde 2010

El NO2 o dióxido de nitrógeno es un gas tóxico de color parduzco que irrita las mucosas y el aparato respiratorio, pudiendo causar daños pulmonares. Se origina por la combustión de elementos en los motores de los vehículos o en las factorías eléctricas. El Ayuntamiento no ha tomado ninguna medida alegando que la "estabilidad atmosférica" hace que se produzcan picos de dióxido de nitrógeno más altos de lo habitual, pero estos "no han llegado a ningún umbral de aviso o alerta a la población".

Como el resto de las capitales continentales, Madrid debía reducir sus emisiones a 1 de enero de 2010. Botella suprimió primero las estaciones céntricas (Gregorio Marañón, Recoletos Isaac Peral) y las trasladó a parques y zonas verdes (Retiro, El Pardo), pero la treta no funcionó. La Fiscalía llegó a investigar la maniobra y, aunque el procedimiento se saldó sin consecuencias, el informe del Ministerio Público concluyó que el aire de Madrid estaba "notablemente contaminado" y que superaban los valores "sistemática y mayoritariamente".

Ecologistas en Acción exige restringir el acceso de los coches a la almendra centralEl siguiente intento de Botella fue solicitar una prórroga hasta 2015 a la Comisión Europea, pero las autoridades de Bruselas se la denegaron alegando que su Plan de Calidad del Aire era insuficiente y no garantizaba el cumplimiento de los límites. La ciudad permanece fuera de la legalidad desde entonces, lo que ha expuesto al Estado español a un proceso sancionador cuya cuantía económica se desconoce, al no haber precedentes.

El Ayuntamiento ha adoptado medidas como la ampliación y encarecimiento del Servicio de Estacionamiento Regulado (aumentando, al mismo tiempo, el tiempo de estancia permitido en cada plaza, lo que reduce la rotación) o la instalación del alquiler público de bicicletas. Sin embargo, aún no ha aprobado el protocolo que permitiría limitar el tráfico en Madrid ante episodios de alta contaminación, anunciado desde el pasado mes de julio.

"Madrid podría hacer más si quisiera. La solución solo es una: restringir el acceso de coches al centro, como se ha hecho en París o Estocolmo, e impulsar el transporte público tan bueno que teníamos y que están destruyendo a base de recortes", critica el especialista Juan Bárcena, de Ecologistas en Acción.

El colectivo ha presentado una denuncia por la vía penal contra la alcaldesa y contra el concejal de Medio Ambiente, Diego Sanjuanbenito por no haber adoptado "las medidas necesarias para garantizar que el aire de Madrid cumpla los límites legales de contaminación". Antonio Miguel Carmona, candidato socialista a la Alcaldía, ha propuesto reubicar los medidores, limitar los vehículos diésel (más contaminantes) o duplicar los autobuses de la EMT en zonas contaminadas los días de alerta ambiental.

Más 'nitrogenazos'

La situación anticiclónica y la ausencia de precipitaciones o viento favorecen la concentración del NO2. Madrid no registra lluvias desde el pasado 7 de diciembre. Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología pronostican que la situación se prolongará durante, al menos, una semana más. El propio Consistorio admite que la ventilación atmosférica es "mala", lo que incrementará los 'nitrogenazos', según los expertos ambientales.

Consulta aquí más noticias de Madrid.