Estación de Sants
Vestíbulo de la estación de Sants de Barcelona. JOSEP RAMON TORNÉ / ACN

Los Mossos d'Esquadra han detenido a tres personas este sábado por empujar a un vigilante de seguridad hacia la vía de la estación de Sants de Barcelona después de que éste les llamara la atención por haber accedido a la parada sin pagar el billete.

Los hechos sucedieron cuando un grupo de unas ocho personas se coló en la estación hacia las 19.30 horas; el vigilante les llamó la atención y empezaron a discutir, momento en el que intervinieron dos agentes de los Mossos d'Esquadra de paisano, ha resaltado la policía catalana este domingo.

El tren tuvo que estar parado en el andén durante ocho minutos

Según fuentes policiales, uno de los tres arrestados empujó supuestamente al vigilante de seguridad privada, que perdió el equilibrio y quedó tumbado en el suelo boca abajo y con las piernas colgando hacia las vías, en la zona que quedaba libre entre el tren y el andén.

El vigilante de seguridad sufrió heridas leves, por las que fue sometido a una revisión médica el sábado por la noche, al igual que los dos agentes de los Mossos d'Esquadra que también intervinieron en el incidente y que recibieron golpes y empujones, según las mismas fuentes.

Debido a este incidente, el tren tuvo que estar parado en el andén durante ocho minutos, según Renfe. Los otros cinco jóvenes implicados en el suceso lograron huir y los Mossos trabajan para identificarlos.

El viernes, un agente de Policía falleció tras ser arrollado por un tren de cercanías en Madrid tras ser arrojado a las vías por un hombre al que identificaba.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.