Un total de 288 inmigrantes arribaron en patera o cayuco a las costas canarias durante 2014, lo que supone 92 personas más que el año 2013 y un aumento del 46%, cifras que están muy lejos de los más de 9.000 que llegaron en 2008, los 2.200 de 2009 o los casi 32.000 del año 2006 —el mayor dato registrado en las islas—.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno, durante los últimos doce meses han llegado al archipiélago 16 embarcaciones de forma irregular, la mayoría a las islas de la provincia de Las Palmas (Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura).

La primera de las pateras que alcanzó la costa canaria fue el pasado 3 de enero de 2014 y arribó por sus propios medios a Tarajalillo, en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), con 16 inmigrantes a bordo.

Por su parte, la última, llegó este 31 de diciembre a Puerto Naos (Lanzarote) con 41 personas, entre ellas cuatro mujeres y cinco menores de edad, todos en buen estado de salud.

Entre ambas, destaca el caso de la patera que arribó el pasado 5 de noviembre por sus propios medios a la Playa de Maspalomas, al sur de Gran Canaria, con 21 personas abordo y que, por miedo a que alguno pudiera estar enfermo de ébola, permanecieron aislados en la arena sin poder ser atendidos durante cinco horas.

Finalmente, tras constatarse de que no estaban enfermos, la polémica continuó con este caso al ser trasladados en la parte trasera de un camión hasta las dependencias policiales, lo que conllevó las críticas tanto del Gobierno de Canarias como de la Delegación del Gobierno.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.