El concejal delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Parques y Jardines de Sevilla, Maximiliano Vílchez, ha afirmado que la voluntad respecto a la ordenanza de limpieza es "firme y clara" y se trata de dar "prioridad a la intervención social sobre las sanciones, ofreciendo a las personas en riesgo de exclusión social todos los recursos sociales de los que dispone el Ayuntamiento".

"Somos conscientes de la situación socioeconómica, pero también creemos que hay que evitar conductas como la rebusca en los contenedores por la salud de los vecinos y también por la propia seguridad de quienes lo hacen, pero a través de un trabajo de información y atención social como el que estamos llevando a cabo", subraya en un comunicado.

Vílchez ha aclarado que "no ha habido engaño alguno, porque este gobierno nunca engaña", sino que en octubre se solicitó un informe al secretario para sustituir las sanciones por trabajos sociales. "Ahora ese informe nos dice que la normativa legal no lo permite, por lo que vamos a seguir buscando fórmulas para ello y mientras tanto llevamos a cabo una labor disuasoria de información y ponemos a su disposición todos los recursos sociales municipales sin sancionar", añade.

Ha criticado "la tremenda hipocresía política" de PSOE e IU, que "callaron y no alegaron nada durante toda la tramitación de la nueva ordenanza de limpieza y ahora se rasgan las vestiduras intentando sacar rédito político de ello, demostrando un reprochable sentido de la oposición". Recuerda que las conductas de manipulación y retirada de residuos de los contenedores y papeleras están prohibidas y sancionadas desde 2003 en la Ordenanza de Limpieza y posteriormente, en 2008, se incluyó en la Ordenanza Municipal de Medidas para el Fomento y Garantía de la Convivencia Ciudadana en los Espacios Públicos.

"En todo este tiempo, ni PSOE, que gobernó desde 1999 hasta 2011, ni IU, que gobernó desde 2003 hasta 2011, hicieron nada ni para quitar las multas", apunta.

Vílchez ha señalado que "nadie puede negar el trabajo que está realizando este Gobierno en el apoyo a quienes más lo necesitan, en estos dos últimos años venimos incrementando el presupuesto de asuntos sociales en siete millones de euros para atender a las personas que más lo necesitan y hemos aumentado la aportación a los comedores sociales en un 158,62 por ciento". Además, explica que se han creado nuevos catering sociales en varios barrios de la ciudad por un importe total de 240.000 euros.

A esto, suma un contrato con una cadena de supermercados que facilita a las familias con bajos ingresos económicos, valoradas por los Servicios Sociales Municipales, lotes de productos básicos de alimentación, higiene y limpieza y alimentación y pañales para bebés, para ello hemos destinado este año 361.530 euros y permite atender a 300 familias al mes, "algo que antes no existía y con lo que pretendemos ayudar a todas las personas que lo necesiten para cubrir sus necesidades básicas bajo los principios de no discriminación y respeto a la dignidad de las personas".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.