El director asistencial del Hospital Reina Sofía de Córdoba, Ignacio Muñoz, ha aclarado este martes que el criterio que se sigue para suministrar tratamientos por hepatitis C "no es diferente" al de otras enfermedades, de modo que "se hace una priorización clínica de los pacientes, como se hace en todas las patologías y las enfermedades que el hospital asiste".

Así lo ha manifestado a los periodistas, acompañado por el director de la Unidad de Gestión Clínica de Aparato Digestivo, Manuel de la Mata, después de que el Colectivo de Afectados por la Hepatitis C y Familiares de Córdoba se ha encerrado desde este lunes en el Hospital Provincial ante "la falta de compromisos" de la Junta de Andalucía para obtener del Servicio Andaluz de Salud (SAS) "criterios claros" sobre la administración de los nuevos tratamientos contra la hepatitis C.

En este sentido, el director asistencial del Hospital Reina Sofía ha comentado que "hay mucha diversidad de tratamientos que se suministran desde hace años y en cada momento se han aportado los tratamientos", al tiempo que ha apuntado que "hasta el momento no se ha denegado ningún tratamiento a ningún paciente que los profesionales han demandado ni se va a hacer", además de que "la priorización siempre es en base a aspectos y criterios clínicos solicitados por los profesionales".

Mientras, el director de la Unidad de Gestión Clínica de Aparato Digestivo ha explicado que "la hepatitis C se empezó a tratar en este hospital hace más de 20 años y cada paciente ha recibido el mejor de los tratamientos disponible", de hecho detalla que "desde el 14 de julio al 1 de noviembre el hospital ha aprobado todos los tratamientos que los clínicos han solicitado, en concreto 17 pacientes hasta esa fecha", y uno de ellos "ya ha terminado y se encuentra bien y curado de la infección".

De este modo, ha asegurado que desde el hospital no entienden "la alarma generada" en este caso porque "todos los pacientes que lo han necesitado han sido autorizados y están en curso de tratamiento".

Asimismo, indica que "desde el 1 de noviembre el Ministerio de Sanidad, con la empresa que produce el fármaco, ha llegado a un acuerdo de financiación y el Sistema Nacional de Salud lo financia", de modo que "se ha abierto una nueva etapa en la que se han incorporado pacientes, algo más de 20, que en la unidad de digestivo están en curso de tratamiento", ha precisado.

Así, señala que "hace una semana se ha distribuido desde el Ministerio y posteriormente desde el Servicio Andaluz de Salud el documento definitivo de recomendaciones de tratamiento que se va aplicar con carácter inmediato y sin problema para todos los pacientes que lo necesiten", aunque apunta que dicho documento "necesitará ser revisado a muy corto plazo".

Cabe destacar que este lunes la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Isabel Baena, se ha reunido con representantes del grupo de pacientes con hepatitis C que se han encerrado en el Hospital Provincial, a quienes les ha asegurado al respecto que "ningún paciente se quedará sin el tratamiento que precise".

En este sentido, la delegada, así como la gerente del Hospital Reina Sofía, Marina Álvarez, y un grupo de profesionales de los servicios de Aparato Digestivo y de Infecciosos del centro hospitalario les han explicado que "en estos momentos todos los pacientes que cumplen los criterios clínicos recogidos en el protocolo han recibido tratamiento y que hasta la fecha han sido unos 20 los pacientes que se han beneficiado del último fármaco aprobado por el Ministerio de Sanidad".

La junta "no escatimará esfuerzos"

Mientras, la delegada les ha explicado que la Junta "no escatimará esfuerzos" y que en Andalucía "ningún paciente va a quedarse sin el tratamiento que necesite, ajustado a sus características clínicas y siguiendo los protocolos antes mencionados".

Al hilo de ello, Andalucía ha estado implicada directamente en todo momento en la elaboración de la estrategia terapéutica elaborada para el uso de antivirales en pacientes de hepatitis C. Esta estrategia, como todas en el ámbito de la salud, se irá actualizando según se incorporen nuevos fármacos o nuevas evidencias.

Al respecto, desde la Consejería se ha creado un grupo de trabajo de profesionales clínicos que están trabajando en elaborar un registro de pacientes y realizar el seguimiento epidemiológico del impacto de uso de estos medicamentos.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.