El Ayuntamiento de Betanzos (A Coruña) trasladará al juzgado los informes técnicos del edificio donde se produjo un derrumbe este domingo, según informa en un comunicado.

En concreto, explica que hará llegar "los informes emitidos por los técnicos municipales y Policía Local" sobre la situación en la que se encuentra el inmueble, después de que el propietario del establecimiento de hostelería del edificio interpusiese un contencioso-administrativo contra la declaración de ruina.

Además, precisa que el objetivo es instar al juzgado a que agilice, "en la medida de lo posible", el fallo al contencioso presentado por el hostelero que, a su vez, es uno de los propietarios del inmueble.

Mientras, después de que el ayuntamiento decretase este lunes la orden de clausura y cierre del local de hostelería "dada la urgencia y peligrosidad en la que se encuentra el inmueble después de que se derrumbase parte de la estructura interior del edificio", esta martes agentes de la Policía Local precintaron el local.

El entorno del edificio se mantiene acordonado y por parte de la Demarcación de Carreteras se señalizó la antigua N-VI, habilitando un carril en cada sentido, de los tres que hay en la carretera.

El edificio, antiguo secadero del lúpulo, es un local industrial de varias plantas, situado en la salida de Betanzos hacia Madrid, que se encuentra, según el gobierno local, "en estado de abandono".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.