El portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Espadas, ha exigido al alcalde, Juan Ignacio Zoido, que modifique la Ordenanza Municipal de Limpieza Pública y Gestión de Residuos Municipales y elimine la multa que se recoge de hasta 750 euros para quienes extraigan basura de los contenedores por problemática social.

Después de que Zoido anunciara que se estudiaría la posibilidad de cambiar la multa por recibir atención social "tras convertirse en noticia de ámbito nacional", Espadas subraya en que "han pasado meses y no ha pasado nada". "Ahora dice el Ayuntamiento que no cree que no se puede hacer legalmente, pero sí puede cambiar la ordenanza para eliminar la multa", insiste el socialista, que critica que en el Pleno de este lunes se "tumbara" su propuesta para modificar la normativa a este respecto.

Para Espadas, durante el Pleno se comprobó "hasta que punto el alcalde le toma el pelo a los sevillanos". "Cuando somos noticia de ámbito nacional como consecuencia de estar poniendo multas de 750 euros a las personas que por una necesidad tienen que rebuscar en la basura para alimentos o algo que revender, el alcalde dice que cambiará esto al percatarse de la barbaridad que supone la sanción, al ser además una multa de imposible recaudación", añade.

Además, considera que Zoido "engaña al decir una cosa que después no hace" y lamenta que el alcalde no estuviera presente en el Pleno en el momento de esta propuesta "porque no se pudo ver su reacción", ya que "encima el PP vota en contra de cambiar la ordenanza para quitar esa multa". "Si no se puede cambiar por trabajo social pues se quita sólo la multa y que se dé instrucciones a la Policía para que les oriente para que puedan acudir a los Servicios Sociales", insiste.

En cualquier caso, critica que desde el Ayuntamiento "no se aborde el problema de fondo", un Consistorio "insensible que se encoge de hombros y encima los sanciona". "Aunque Zoido diga lo de siempre, que no se ejecutarán las multas, a la Policía no se le puede decir que no cumpla una parte de ordenanza porque podría hacer con otras cosas igual. Es necesario que se les quite la multa y se les atienda", sentencia.

El socialista concluye que el alcalde toma a la ciudadanía "por tonta", añadiendo que ha sucedido "igual" que cuando se apruebó la ordenanza de ruidos, "sale en las noticias a nivel estatal que se multará hasta a quien juegue a los dados y Zoido dice automáticamente que no se ejecutará, pero es algo que tampoco ha cambiado".

El cambio por atención social

En este marco, cabe recordar que la concejal delegada de Asuntos Sociales, Familia y Zonas de Especial Actuación, Dolores de Pablo-Blanco, anunció el 31 de octubre que se había solicitado un informe al secretario general municipal para que estudie la viabilidad de que la nueva ordenanza de limpieza cambiara la multa de hasta 750 euros por recibir atención social en el caso de infracciones leves y de "conductas que pudieran tener su origen en una problemática social".

Afirmaba que estas sanciones podrían ser sustituidas, de acuerdo con la legislación, por sesiones de atención individualizada con los servicios sociales municipales o por cursos en los que se informará a las personas afectadas de las posibilidades de que las instituciones públicas y privadas les ofrezcan apoyo y asistencia social. Sin embargo, en el Pleno celebrado este lunes el Ayuntamiento aseguraba que legalmente no podía hacer ese cambio por trabajo social.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.