El Departamento de Cooperación Local del Consell de Mallorca, que dirige el conseller Bernardí Coll, ha puesto en marcha una línea de asesoramiento de ahorro energético en los municipios de menos de 20.000 habitantes de la isla, para que los ayuntamientos gestionen con mayor eficiencia el consumo eléctrico de los edificios municipales y, en consecuencia, consigan rebajas importantes en el importe de la factura.

Esta iniciativa está enmarcada dentro del programa europeo 'Horizon 20/20/20', que tiene como objetivo lograr un ahorro de energía del 20%; que un 20% de la energía que se consuma sea energía verde y que un 20% de la energía que se produzca sea de fuentes renovables y las administraciones públicas deben ser ejemplares.

Además, varios municipios de Mallorca firmaron el Pacto de Alcaldes, otra iniciativa europea con propósitos similares.

Así, un ingeniero industrial del Consell trabaja desde el mes de julio en la recogida de datos sobre consumos energéticos de los edificios municipales y otros datos relevantes.

A corto plazo, esta iniciativa pretende optimizar las tarifas eléctricas, hacer un estudio de los alumbrados públicos e informar a los ayuntamientos sobre el grado de cumplimiento de la obligatoriedad de disponer de los certificados energéticos de los edificios municipales.

El Servicio de Asistencia Técnica de Cooperación Local considera muy importante hacer un mapa de la situación de cada ayuntamiento antes de implementar medidas.

Servicio de asesoramiento

Este asesoramiento ya se lleva a cabo en los municipios de Porreres, Vilafranca, Puigpunyent, Algaida, Valldemossa y Costitx y, según los técnicos, con el estudio de optimización de la facturación eléctrica pueden conseguir un ahorro económico del 30%.

Cooperación Local está trabajando en colaboración con la Universidad de las Islas Baleares (UIB) y dentro del programa 'Geopimed' ha organizado dos jornadas: una general sobre sostenibilidad energética en el mes de julio, y otra más específica en noviembre pasado, de trabajo con municipios interesados.

También se trabaja con la Dirección General de Energía del Gobierno, a fin de unir esfuerzos y encontrar fuentes de financiación para llevar a cabo las medidas a implantar.

El potencial de ahorro es elevado y, en opinión de los técnicos expertos, no hay que bajar la guardia. En este sentido, consideran importante que los ayuntamientos dispongan de un gestor energético que sea el responsable de estos temas.