El Ayuntamiento de Santander y el Ministerio de Fomento podrían firmar en primavera un protocolo específico para la zona de Castilla-Hermida afectada por la reordenación ferroviaria que permitiría la liberalización de unos 32.000 metros cuadrados para la ciudad.

Se trataría de un nuevo escenario urbanístico, con lo que "casi con total seguridad" será necesario realizar una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para poder "independizar" ese espacio del resto de la actuación en su conjunto.

Así lo ha dicho, a preguntas de la prensa, el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, quien ha subrayado la necesidad de elaborar un estudio de viabilidad económico-financiero que demuestre "que la operación es real y se puede acometer".

Tras el acuerdo al que llegaron el pasado lunes el Ayuntamiento y Fomento para impulsar la liberación de suelos ferroviarios en la ciudad, con la incorporación para el uso ciudadano de 32.000 metros cuadrados incluidos dentro del ámbito de la reordenación ferroviaria, en la zona de Castilla-Hermida, el alcalde ha subrayado hoy la necesidad de firmar un protocolo "específico para esta pieza".

Un protocolo que estaría listo en primavera, contendría una propuesta de distribución de usos y en el que el Ayuntamiento se comprometería a realizar los trámites urbanísticos necesarios para poder gestionar ese espacio de manera independiente y a dar los aprovechamientos urbanísticos necesarios para poder acometer la actuación en su conjunto.

En este sentido, De la Serna ha subrayado que si se lleva a cabo esta iniciativa, "no estaríamos en ningún caso hipotecando el futuro de la actuación global", sino que se plantearía como una actuación inicial compatible con otras que se pudieran desarrollar, en un proceso similar al seguido en el frente marítimo.

Al hilo, el alcalde ha destacado que de este modo se "desbloquea una situación" —la de la ordenación ferroviaria— que estaba "completamente condicionada por la situación económica". Era, ha dicho, una actuación cuya "amplitud" hacía "poco viable que se pudiera acometer en los términos en los que inicialmente estaba planteada". Pero ahora se aporta "una posibilidad concreta y viable" de desarrollar un espacio con 32.000 metros cuadrados.

"Es un salto muy importante en aportar viabilidad y esperanza de recuperar un espacio tan importante para la ciudad como éste", ha insistido el regidor.

Si Ayuntamiento y Fomento llegan a un acuerdo de ordenación y firman el protocolo, comenzaría la tramitación urbanística para independizar el espacio y poder empezar a desarrollar una propuesta concreta de ordenación. "Con eso se daría el pistoletazo de salida para poder hacer un concurso sobre cómo configurar ese espacio", ha avanzado De la Serna, que ha reiterado que se trata de "algo que está al alcance de la mano, que ya podemos tocar; lo que teníamos anteriormente no podíamos abordarlo pero ahora lo podemos manejar".

Preguntado por la fórmula que seguirá el Ayuntamiento, el alcalde ha señalado que "lo primero" es la distribución de los usos para saber "que estamos hablando de algo posible desde el punto de vista económico y no estamos planteando un aleluya muy bonito en los planos pero sin viabilidad financiera".

Así, el primer reto es analizar la viabilidad financiera y cerrar un acuerdo con Fomento que "blindaría" los pasos a dar desde el punto de vista urbanístico.

"Luego" irá la ordenación concreta, en la que en su opinión debe existir un proceso "transparente" de "participación ciudadana", un concurso por ejemplo.

Primera fase

El alcalde ha detallado que la primera fase permitiría trasladar las infraestructuras de la antigua Feve, subirlas hacia el norte para "pegarlas" a las líneas de Renfe, colocar los andenes en paralelo a los de Renfe e incluso se podría utilizar el edificio de Renfe como estación conjunta para ambos.

Entonces se podría liberar en la parte sur, la más próxima a la calle Castilla, los 32.000 metros cuadrados.

De la Serna ha apuntado que Fomento deberá trasladar "en los próximos días" al Ayuntamiento algunas cuestiones como si el aparcamiento en superficie se puede reconfigurar, si el edificio de Feve podría ser demolido o aprovechado para otros usos, o si es posible trabajar sobre una propuesta de reordenación de la plaza de las Estaciones.

El regidor ha realizado estas declaraciones a preguntas de los medios tras inaugurar el carril bici que va desde la Estación Marítima a Varadero.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.