El número total de interrupciones voluntarias del embarazo en 2013 fue de 108.690, un 3,3% menos que en el año anterior, cuando se registraron 112.390 abortos, y supone la segunda bajada consecutiva desde que entró en vigor la actual ley de plazos en 2010.

Según el informe anual del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad remitido a las comunidades autónomas, en 2013 se realizaron 3.700 abortos menos que al año anterior y la tasa nacional se ha situado en el 11,74 por cada mil mujeres entre 15 y 44 años.

Las únicas comunidades autónomas en las que, según los centros que han notificado interrupciones voluntarias del embarazo (198 frente a los 188 de 2012), ha crecido el número de abortos son la Comunidad Valenciana, Navarra, La Rioja, Islas Baleares y Canarias. Por otra parte, el mayor número de abortos se ha registrado en Madrid (14,62 por cada 1.000 mujeres), Cataluña (14,18) y Asturias (13,62).

Por el contrario, las tasas más bajas las tienen Ceuta y Melilla (3,74), La Rioja y Galicia (ambas con 6,78) y Castilla y León (7,11).

La mayor incidencia se produjo en la franja de edad de 20 a 24 años La mayor incidencia se produjo en la franja de edad de 20 a 24 años, con una tasa del 19,43, seguida de la de 25-29 años (16,84), de 30-34 años (13,42) y entre las menores de 19 años (12,23).

En comparación con 2012, el pasado año la tasa de abortos aumentó entre las mujeres a partir de 30 años, mientras que disminuyó entre las más jóvenes. Así, en las menores de 19 años la tasa pasó del 12,95 al 12,23; en las de 20-24 años, del 20,36 al 19,43, y en las de 25 a 29 años, del 17,43 al 16,84. Por el contrario, la tasa subió en el grupo de edad de 30 a 34 años (del 13,28 al 13,42), de 35 a 39 (del 8,92 al 9,22) y en las mayores de 40 años (del 3,84 al 3,92).

Por lo que respecta a las semanas de gestación, un 68,51% del total de abortos se ha realizado en embarazos de 8 o menos semanas; un 21,62% entre las 9 y las 12 semanas; un 5,92% de 13 a 16 semanas; un 2,63% entre 17 y 20, y un 1,33% a partir de 21 semanas.

En el 89,93% de los casos el motivo fue a petición de la mujer Según los datos de Sanidad, en el 89,93% de los casos el motivo fue a petición de la mujer; un 6,94% por grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada; un 2,84% por graves anomalías del feto, y 0,28% por anomalías fetales incompatibles con la vida o enfermedad extremadamente grave e incurable.

El 72,37% de ellas tenía nacionalidad europea -un 63,07% española-, mientras que el 19,96% procedía de América, el 5,02% de África y un 2,54% de Asia.

La mayoría de las interrupciones de embarazo continúan llevándose a cabo fuera de la sanidad pública y, de hecho, el 91,04% se practicaron en centros privados. Respecto a los centros que han notificado interrupciones voluntarias del embarazo en 2013, destaca por su número Cataluña (con información de 52 centros públicos y 23 privados) y Comunidad Valenciana (12 públicos y 14 privados); Madrid, donde la tasa de abortos es más alta, ha registrado los datos de 2 centros públicos y 7 privados.