La Comisión de Comunicación de Podemos Cádiz ha reaccionado a las críticas vertidas por el equipo de gobierno municipal de la capital gaditana, cuyo portavoz, Ignacio Romaní (PP), ha lamentado el "ataque a la democracia" de un grupo de personas, "dirigidas por la izquierda radical y al menos dos de los dirigentes locales de Podemos", que han interrumpido el Pleno "con todo tipo de gritos, insultos y amenazas".

Así, en un comunicado, Podemos ha recordado que la protesta ciudadana en el Pleno "viene siendo una constante durante esta legislatura, y es el fruto de una gestión desastrosa y alejada de la vida de los ciudadanos de Cádiz, pero también de formas espontáneas de denuncia que han ido proliferando contra la crisis y que ha hecho del Pleno un lugar de protesta simbólica".

"A veces con tensión y otras con menos, pero desde luego, parece que la emergencia social se ha ido transformando en denuncia política: la emergencia de Podemos como alternativa no explica las protestas ciudadanas recurrentes en los plenos, ni antes ni ahora. Haría bien el PP y su alcaldesa en no mentir, porque lo único que consiguen es aumentar nuestra estimación de voto", señala la formación.

Asimismo, han afirmado que muchos ciudadanos simpatizantes de Podemos asisten regularmente a los plenos del Ayuntamiento y que, en este sentido, su comportamiento es "ejemplar" en la denuncia, "con contundencia y educación, como hoy ha sido el caso de nuestra aspirante a secretaria general, Ana Camelo Gragera". "Cualquier acción que contravenga este código, de firmeza en los principios pero al mismo tiempo de respeto al debate, no cuenta con nuestro respaldo", manifiestan.

Por otro lado, Podemos Cádiz recuerda que, en todo caso, "no cuenta todavía con dirigentes locales, al contrario de lo que se afirma en el comunicado, pues se encuentra en pleno proceso de configuración estatutaria y legal a nivel municipal", añadiendo que "no habría estado de más que el equipo de gobierno se hubiera informado bien".

Por último, la formación recuerda que los representantes elegidos por la ciudadanía "no disponen de una especie de 'cheque en blanco', sino que deben acostumbrarse a rendirle cuentas a la misma de manera recurrente".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.