El concejal delegado de Movilidad y Transporte Público en el Ayuntamiento de Guadalajara, Juan Antonio de las Heras, ha anunciado que Guadalajara contará el nuevo año 2015 con dos licencias de taxis adaptado para personas con problemas de movilidad, pero no serán nuevas sino que dos de los 30 taxistas que actualmente trabajan en la ciudad las adaptarán a este servicio.

Tal y como ha señalado el concejal a preguntas de los medios en rueda de prensa, desde el Ayuntamiento se está trabajando en la posibilidad de poder ayudarles con algún tipo de subvención dado el elevado coste de estos vehículos pero, en todo caso, ha precisado que "la petición de compra la tienen en firme".

De las Heras espera que en las próximas semanas esto sea "una realidad" y que se les pueda otorgar una subvención, aunque ha reconocido ciertos problemas de tipo legal, ya que la misma tendría que ir a la Asociación de Taxis cuando la ayuda tendría que ser para el titular de la nueva licencia.

Aunque el Ayuntamiento podría haber sacado nuevas licencias atendiendo a la nueva normativa que en esta materia entrará en marcha en unos años, ha preferido dar esta opción a los taxistas de la Asociación.

En el 2006, cuando todavía existían fondos por parte del Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales, e incluso de la Fundación ONCE, Guadalajara tuvo un taxi accesible que estuvo en funcionamiento hasta finales de 2011 pero cuando llegó el momento de la renovación, el titular del vehículo adaptado, al no tener ningún tipo de subvención, decidió cambiar la licencia a un taxi normalizado.

Mientras tanto se aprobó la Ley de Economía Sostenible que obliga a todas las ciudades con más de 50.000 habitantes a que un porcentaje del número de licencias que tienen otorgadas el Ayuntamiento sean para vehículos adaptados, obligando a cumplir con ello antes de finales de 2017.

De ahí que ahora, el Ayuntamiento, en vista también al "desencuentro con alguna asociación de esta provincia" respecto a la utilización de los vehículos adaptados, se dirigiera a la Asociación de Taxistas para hablar sobre el asunto.

Aunque, según ha explicado De las Heras, Guadalajara podría contar hasta con 42 licencias para taxi por su número de población, desde el Consistorio se ha preferido dar esa posibilidad a los taxistas actuales por si, de forma voluntaria, querían adaptar su vehículo o comprar uno nuevo si estaban pensando en renovarlo, y dos se han interesado.

Ordenanza municipal

Si no, la intención del Ayuntamiento era sacar a partir del 1 de enero de 2015 dos nuevas licencias "que son las que legalmente tendríamos que tener a diciembre de 2017", ha precisado el concejal.

El Ayuntamiento también está barajando ahora la posibilidad de modificar la ordenanza municipal que regula el tema del taxi, en el sentido de poder otorgar un mayor número de plazas no solo a este tipo de vehículos adaptados sino a los normalizados.

Según ha explicado De las Heras, tanto la legislación nacional como la autonómica permite que el número de plazas incluida el conductor pueda llegar hasta nueve cuando la regulación actual es 5, por lo tanto, considera que "eso ofrecería una ventaja importante a todos los taxistas de Guadalajara que tengan que renovar el vehículo o incluso vayan a adquirir uno nuevo adaptado, puesto que además del conductor y del espacio para la persona con capacidad diferente, puede servir también para transportar otros pasajeros".

En todo caso, ha precisado que el asunto se encuentra en vías de solución sin que haya sido necesario incrementar el número de licencias.