La Mesa del Parlamento ha acordado rechazar la petición de comparecencia del presidente del Gobierno regional, Ignacio Diego, ante el Pleno, solicitada por el Grupo Socialista por el caso 'Aquagest'. Desde el PSOE consideran que la negativa de Diego a comparecer en el Parlamento, "ahonda más en la sospecha sobre la relación entre el presidente y la supuesta red de corrupción que se promovió desde Aquagest".

La petición de comparecencia ha contado con los votos en contra del PP, cuya mayoría absoluta ha impedido que prosperara la iniciativa, apoyada por el PRC, según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias.

El objetivo de esta solicitud era, según explicó el PSOE, que el jefe del Ejecutivo pudiera "aclarar las contradicciones" que, a juicio de este partido, existen entre la versión que Diego dio el pasado día 9 sobre su estancia en un balneario asturiano pagado presuntamente por la empresa Aquagest y la versión que ofreció la Policía Judicial en un informe entregado a la juez de Avilés.

Además, los socialistas creen que la nueva situación procesal del presidente cántabro y del PP regional le "obliga" a comparecer de nuevo en el Parlamento autonómico. Se refieren así a la decisión de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) de elevar al Tribunal Supremo la causa sobre la estancia Diego y el consejero de Obras Públicas y Vivienda, Francisco Javier Rodríguez, en el balnerario de Oviedo en agosto de 2010, cuando ambos eran diputados de la oposición.

La secretaria general y portavoz parlamentaria del PSOE, Eva Díaz Tezanos, ha dicho que Diego "se ha escondido de forma cobarde detrás de su mayoría absoluta para no tener que dar nuevas explicaciones sobre el escándalo Aquagest", y considera que el rechazo a la comparecencia pone de manifiesto que "no hay ni transparencia, ni honestidad, ni ejemplaridad" por su parte.

Para la portavoz socialista, "es una auténtica tragedia que Cantabria tenga que soportar a un presidente que no asume sus responsabilidades políticas. Ni siquiera las responsabilidades personales, después de asegurar varias veces que su honorabilidad está por encima de cualquier sospecha".

Asimismo, Díaz Tezanos censura que Diego "ni siquiera entregue en el Parlamento la documentación que, según sus palabras, acredita la veracidad de su versión. Estos documentos no los ha visto nadie, pero lo que sí conocemos es el informe de la Policía que desmiente su versión. Otra razón más para sospechar que hay algo muy turbio detrás de este asunto", señala en un comunicado de prensa.

Ningún recorrido parlamentario

Por su parte, el portavoz parlamentario 'popular', Eduardo Van den Eyde, ha afirmado que la cuestión no tiene "ningún recorrido parlamentario más" una vez está en los tribunales. "Si hay alguna aparente contradicción entre el informe policial y el informe del presidente, se dirimirá donde corresponda, en el juzgado", ha subrayado en declaraciones a Europa Press.

En este sentido, ha recordado que el presidente compareció en el Parlamento a petición propia para explicar lo sucedido y se ratificó en los hechos que allí relató tras las informaciones aparecidas en prensa en relación con el informe policial.

"Si se ha ratificado en ellos y nosotros creemos que lo que ha contado es la verdad, pues no tiene mucho sentido hacer una comparecencia para que vuelva a repetir los mismos datos", ha sostenido. Al hilo, el PP entiende que el informe policial "no añade nada especialmente nuevo". Es más, los 'populares' tienen la "sensación" de que contiene "algunas" inexactitudes.

Así, Van den Eynde ha afirmado que han aparecido "datos parciales", que "tampoco parecen absolutamente contradictorios" con lo que ha manifestado el presidente, con lo que, si Diego se ratifica en lo que ha dicho en el Parlamento, "no tiene ningún sentido que haya una comparecencia nueva", ha concluido.

CONTRADICCIÓN

Una opinión que no comparte el portavoz del Grupo Regionalista, Rafael de la Sierra, para quien "había motivos" para la comparecencia al haberse generado una "contradicción" entre lo que Diego declaró en el Parlamento y las informaciones publicadas respecto al informe policial.

El regionalista ha recordado que él salió de la comparecencia parlamentaria de Diego "con muchísimas dudas de que fuera cierto lo que estaba contando, porque estaba en contra de lo que afirmaba la juez de instrucción de Lugo y de la documentación que había en las actuaciones", pero después, tras el informe policial, De la Sierra está "íntimamente convencido de que ha mentido al Parlamento", lo que es "motivo suficiente" para que Diego acudiera a la Cámara a explicarlo.

En declaraciones a Europa Press, De la Sierra ha advertido que la decisión de "impedir" la comparecencia es "bastante poco acorde" con los principios de transparencia y con un funcionamiento democrático "normal". Y ha apostillado que una vez haya pronunciamiento judicial, el PRC adoptará la decisión que proceda.

Con todo, el portavoz del PRC ha insistido en que el presidente "no respeta el deber que tiene de dar explicaciones y responder a las solicitudes de la oposición. Probablemente no vaya en contra de la letra del reglamento, pero sin duda que sí del espíritu porque no venir nunca a ninguna comparecencia que se solicita no es normal en ningún sistema democrático ni lo hace ningún presidente salvo de alguna republica bananera".

"Ya dijo en su día que vendría cuando le diera la gana y es lo que está haciendo", ha subrayado.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.