El presidente de Canarias, Paulino Rivero, ha afirmado este lunes que su Ejecutivo ha dejado al archipiélago "en la rampa de salida de la recuperación", pero ha advertido que la crisis no habrá terminado mientras haya familias con dificultades.

Durante el balance que ha ofrecido del curso político, Rivero indicó que el crecimiento económico de Canarias va a estar "con diferencia" por encima del resto de España. "Por tanto, podemos decir que Canarias va mejor que España", recalcó.

El presidente canario reconoció que ha sido un año "difícil y complicado", con una crisis económica que ha hecho "mucho daño", pero se mostró convencido de que el año 2015 "abre las puertas de la esperanza y la ilusión de que las cosas mejoren".