Estudiante
Los estudios de posgrado y los másteres se han convertido en una herramienta estratégica. ARCHIVO

El último año de universidad suele presentarse como el más difícil, en el que tendrás que combinar tus estudios, acudir a clase, realizar el trabajo de fin de grado y enfrentarte al primer contacto con el mundo laboral.

Durante tus últimos días de carrera posiblemente te surgirán muchas dudas e incertidumbre sobre lo que te encontrarás al dejar atrás los estudios. Será una época de cambios en la que tendrás que adaptarte a otro ritmo de vida y en la que los problemas o preocupaciones que te suponía aprobar un examen serán relevados por otros como encontrar un trabajo "de lo tuyo" y poner en práctica y con éxito todo lo aprendido en los años de universidad.

Pero bien es cierto que la situación actual -en la que salir de la carrera no siempre conlleva dar el salto al mercado laboral- hará que muchos de los que os encontréis en el último año de universidad os sintáis algo perdidos y sin tener demasiado claro qué hacer cuando acabéis.

Si te encuentras en esta situación y tienes dudas sobre si lo mejor es seguir formándote o completar tus estudios en otro país o encontrar un trabajo acorde con tus aptitudes y conocimientos, puedes tomar nota y aplicar estos consejos de las expertas en coaching educativo del Instituto Europeo de Coaching Carolina Ripoll y Carmen Roldán y de la directora de Gestión del Talento en Adecco, Nuria Esparza, para Campus Vivo.

Planifica tu futuro

Desde que llegas a la universidad irás preparándote para definir tu futuro y ya en el último año deberás analizar hacia dónde quieres dirigir tu trayectoria profesional.

Lo principal para Nuria Esparza es conocer qué áreas o especializaciones existen dentro de nuestra titulación y qué demanda el mercado laboral para cada una de ellas.

Las expertas en coaching educativo Carolina Ripoll y Carmen Roldán aconsejan "tomarse un tiempo razonable" para valorar cuál es el paso siguiente más adecuado "teniendo en cuenta las potencialidades propias y las características de la carrera estudiada".

Enfoca tu trayectoria profesional

Tras analizar lo que demanda el mercado para aquello en lo que te has formado podrás valorar si necesitas continuar preparándote para adaptar tus aptitudes a las necesidades de las empresas o, si por el contrario, estás preparado para acceder al mundo laboral.

Los expertos apuntan que seguir estudiando es "la oportunidad de seguir ganando conocimientos" dentro de tu ámbito Esparza considera esencial reducir las posibles carencias que haya entre tu candidatura y la demanda laboral, ampliando el conocimiento de idiomas, el manejo de programas o con formación que complemente a nuestros estudios.

Por su parte Ripoll y Roldán apuntan que seguir estudiando es "la oportunidad de seguir ganando conocimientos" dentro de tu ámbito. No obstante, también consideran imprescindible ir ganando experiencia a través de "pequeñas incursiones prácticas" a nivel laboral.

La mejor opción

La difícil situación de encontrar trabajo al terminar la carrera hace que muchos jóvenes pongan rumbo a otros países en donde ampliar su formación o buscar un empleo. Pero ¿es esta la mejor opción?

Las profesionales del Instituto Europeo de Coaching advierten que, aunque la idea de salir fuera de España "está de moda", hay que tener en cuenta "los problemas y dificultades" con los que te puedes encontrar. "Cada uno debe tomar su propia decisión, teniendo en cuenta sus circunstancias y los recursos de los que dispone"

Para la directora de Gestión del Talento en Adecco la mejor opción se identifica "revisando las ofertas del sector y de las empresas" donde nos gustaría trabajar y valorando lo que se demanda. Asimismo, expone que hay que tener en cuenta los requisitos que exigen, los que indicará si debes aumentar tu formación.

Acceder al mundo laboral

Desde el Instituto Europeo de Coaching recomiendan "intentar en la medida de lo posible" entrar dentro del mundo laboral una vez finalizada la carrera, ya sea dentro o fuera de España, e ir "adquiriendo experiencia en pequeños puestos relacionados con lo estudiado".

Acceder al mercado laboral requiere destacar sobre el resto de candidatos. Por ello, destacan la importancia elaborar una buena carta de presentación y presentar un currículo bien preparado, donde queden muy claras tus "aptitudes y talentos". La falta de experiencia laboral se puede sustituir destacando tu "proactividad, capacidad de trabajo en equipo y adecuación al ámbito laboral de la empresa en concreto".

Asimismo, desde Adecco aconsejan contar con aptitudes complementarias a la formación y destacarlas en nuestro currículum como pueden ser la realización de Erasmus en el extranjero, la dirección de grupos en algún curso o haber participado en voluntariados. "Todas ellas suelen aportar desarrollos competenciales que son muy valorados en las empresas, como el trabajo en equipo, la autonomía o el liderazgo", han señalado.