Izquierda Unida de Santander considera que el convenio urbanístico del Promontorio de San Martín, una de las zonas "más privilegiadas" de Santander, es "un nuevo intento del PP" de "resucitar la burbuja inmobiliaria".

"El modelo del PP es sota, caballo y rey: ladrillo, ladrillo y más ladrillo", ha afirmado el coordinador de la formación en la capital cántabra, Miguel Saro, quien ha advertido de los "efectos nocivos" del convenio, dado que "parece hecho a la medida de algunas empresas amigas del equipo de gobierno".

Según indica en un comunicado, el PP utiliza su mayoría absoluta para "anteponer intereses particulares al interés general de los santanderinos". En este sentido, Saro destaca que el convenio no fije una plazo para su ejecución, quedando "a criterio de las empresas firmantes elegir el momento oportuno para su ejecución", pese a estar comprometidos intereses públicos en el convenio como la ejecución de viales y plazas.

"Este es el urbanismo que tenemos en Santander: trajes a medida para asegurar el beneficio de algunas empresas, mientras cientos de vecinos pierden sus viviendas", denuncia el coordinador de IU, que discrepa de la "idoneidad" del convenio en una ciudad con "más de diez mil viviendas vacías y que sufre una despoblación galopante".

Con ello, cree que al alcalde, Iñigo "de la Serna, el PP y algunas empresas se les ha parado el reloj y siguen creyendo que están en mitad de aquella burbuja inmobiliaria que tantos beneficios les concedió y que tantos quebraderos de cabeza han provocado a los españoles".

Finalmente, la formación recuerda que el proyecto está siendo utilizado como "chantaje" para acondicionar la zona. "La táctica del alcalde siempre es la misma: acondicionar una zona y de paso traer un 'regalo envenenado' para los vecinos de la ciudad", dice Saro que considera que el ensanchamiento y construcción de aceras en la calle Unión se podría realizar sin necesidad de aumentar la volumetría en el Promontorio.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.