Los campaneros de la Catedral de Valencia volvieron anoche a voltear las campanas de la torre del Miguelete "con normalidad y emoción" después de que el pasado miércoles se desprendiera la campana 'El Jaume', de 1.750 kilos sobre su plataforma de madera cuando era volteada para la misa de Navidad, según ha indicado el Arzobispado en un comunicado.

Para realizar el volteo que comenzó a las 19.30 horas, acudieron voluntariamente un total de 16 campaneros, el doble de los necesarios, ha apuntado

Durante este viernes, tras el examen de la campana y de su yugo caído también, por técnicos especialistas para determinar las posibles causas del desprendimiento, los campaneros de la Catedral limpiaron la sala de campanas donde, "por razones de mantenimiento y de seguridad, y hasta nuevo aviso, los volteos de campanas se realizarán a puerta cerrada".

Una vez los técnicos concluyan el informe, la asociación de campaneros con el cabildo de la Catedral estudiará la posible restauración de la pieza dañada. Mientras tanto, la campana 'El Jaume'", fundida en 1429, continúa en el mismo lugar de la sala de campanas en que cayó de pie, ha apuntado.

Por otra parte, ha destacado que, aunque no hay precedentes de una campana desprendida en el la torre del Miguelete de la Catedral de Valencia en un volteo, sí que se produjo la caída de una campana durante el bombardeo que sufrió la torre durante la revuelta republicana de 1869.

Según ha explicado, el 12 de octubre de aquel año, los sublevados habían tomado el Miguelete y realizaban disparos desde el campanario, ante lo cual, las autoridades militares ordenaron abrir fuego de cañón desde la Ciudadela (hoy edificio de Capitanía General) y, a las 9 de la mañana, uno de los proyectiles derribó la campana Caterina, fundida en 1305, la más antigua de la Seo, lo que provocó un muerto y tres heridos. Esta campana tuvo que ser reparada y volvió a colocarse el día 15 de Junio de 1870, según datos de la asociación de campaners de la Catedral.

Consulta aquí más noticias de Valencia.