Comunidades y ayuntamientos ahorrarán casi 7.200 millones en 2015 con las nuevas facilidades de financiación

Las comunidades autónomas y los ayuntamientos ahorrarán casi 7.200 millones de euros el año que viene gracias a las nuevas medidas para facilitar su financiación que este viernes ha aprobado el Consejo de Ministros, tras acordarlas el pasado martes con la Comisión Nacional de la Administración Local (CNAL) y el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro
EUROPA PRESS

Las comunidades autónomas y los ayuntamientos ahorrarán casi 7.200 millones de euros el año que viene gracias a las nuevas medidas para facilitar su financiación que este viernes ha aprobado el Consejo de Ministros, tras acordarlas el pasado martes con la Comisión Nacional de la Administración Local (CNAL) y el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

El Gobierno ha dado luz verde a un decreto ley y a un proyecto de ley para modificar las normativas de financiación autonómica y de estabilidad presupuestaria con el objetivo de abaratar el acceso de las administraciones territoriales a la financiación, aprovechando para ello el buen acceso que tiene el Tesoro a los mercados.

Así, será el Estado el que emita la deuda de todas las administraciones públicas para refinanciar los créditos del plan de pago a proveedores y del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), así como de los nuevos mecanismos con los que se podrán financiar nuevos conceptos como la inversión sostenible para entidades locales o los convenios pendientes de pago de las comunidades autónomas con los ayuntamientos en materia de política social.

Y todo ello a un tipo de interés del 0% en 2015, con lo que comunidades y ayuntamientos podrán ahorrarse un total estimado de 7.174 millones de euros, que se suman a los 1.127 millones que ya han ahorrado desde que en 2012 se pusieran en marcha el plan de pago a proveedores —que ha aportrado 41.814 millones de euros— y el FLA —que ha inyectado 62.800 millones—.

Ayuda a los ayuntamientos

Además, con el decreto ley se aprovecha también para reordenar y simplificar los mecanismos de financiación, de modo que su gestión resulte "más sencilla y eficiente".

En concreto, en el ámbito de las haciendas locales el Ministerio de Hacienda pondrá en marcha un Fondo de Financiación a las Entidades Locales que, según indicó el pasado martes el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, contará con 820 millones de euros y englobará dos mecanismos.

Por una parte, el Fondo de Ordenación, que beneficiará a los ayuntamientos muy endeudados o con un periodo de pago a proveedores que supera reiteradamente en 30 días o más el plazo legalmente permitido. Para estos municipios se pondrán a disposición 690 millones de euros pero, a cambio, habrá condicionantes fiscales "máximos".

Y, por otra parte, el Fondo de Impulso Económico estará destinado a las entidades locales que cumplan sus objetivos de déficit y deuda y su periodo de pago esté dentro de lo previsto en la legislación de morosidad, que contarán con una línea dotada de 130 millones para financiar los vencimientos de préstamos asociados a inversiones sostenibles o para financiar proyectos de inversión relevantes, con un tipo de interés del 0% en 2015.

En total, se prevé que los ayuntamientos españoles ahorren 1.621 millones de euros, de los cuales 1.451 millones de euros se derivarán directamente de la rebaja al 0% del tipo de interés del Fondo de Pago a Proveedores.

Financiación autonómica

En cuanto a los gobiernos regionales, cuyo sistema de financiación no será revisado esta legislatura, tendrán que apañarse con el nuevo Fondo de Financiación de las Comunidades Autónomas, que incluirá tanto el FLA como una nueva Facilidad Financiera y un Fondo Social.

El primero funcionará básicamente como hasta ahora, de modo que se dé cobertura a las regiones que no cumplen los objetivos de estabilidad, deuda o plazo de pago a proveedores. De este modo, las comunidades adheridas al FLA podrán emitir nueva deuda y refinanciar deuda de los años 2012 a 2014 o los créditos de pago a proveedores a un 0% de interés.

Por su parte, la Facilidad Financiera se destinará a las comunidades que no están acogidas al FLA, a las que no se les exigirá ningún plan de ajuste y que, durante tres años, podrán beneficiarse de un tipo cero en sus operaciones de financiación de déficit del ejercicio, vencimientos de deuda o préstamos o desviaciones de déficits no financiados de ejercicios anteriores. Según indicó el martes el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, esta facilidad estará dotada con un máximo de 12.880 millones de euros.

Finalmente, el Fondo Social permitirá a las comunidades autónomas financiar temporalmente la deuda que a 31 de diciembre de este año esté pendiente de pago derivada de convenios en materia de gasto social firmados con las entidades locales, gracias a una partida de unos 1.000 millones de euros, según Montoro.

Si un gobierno regional declina hacer uso de este mecanismo pero no es capaz de cancelar este tipo de deudas, sufrirá retenciones de las transferencias para saldar dichas deudas.

Esta nueva articulación de los mecanismos de financiación de las administraciones territoriales les permitirá un ahorro estimado de 5.553 millones de euros, gracias al tipo cero en las operaciones de refinanciación y reestructuración de deuda (1.625 millones) y a los nuevos mecanismos (667 millones), a los que se suman los 3.358 millones que se conseguirán con las rebajas del coste de los préstamos FLA y proveedores aprobadas en meses pasados.

Pago a proveedores

Tanto el Fondo de Financiación de los Ayuntamientos como el de las Comunidades Autónomas incluyen también el extinto Fondo de Financiación para el pago a proveedores que, además, contará con un plazo de carencia para el principal de un año más para las comunidades, como ya se había hecho para las entidades locales.

Además, el decreto ley aprobado este viernes aplaza a diez años el pago de las liquidaciones negativas de 2013 tanto para los ayuntamientos como para las comunidades autónomas. E incluye las medidas necesarias para evitar que la devolución del céntimo sanitario sea descontado a los gobiernos regionales como retención del sistema de financiación, dado que será el Estado el que se haga cargo de ello.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento