En el ambiente universitario estadounidense existe aún cierta tensión después de la masacre cometida por uno de sus estudiantes, de origen surcoreano, que conmocionó al país a mediados de abril tras haber asesinado a 32 de sus compañeros.

Posteriormente, en Texas, detuvieron a un estudiante chino que había creado un mapa virtual de su instituto como nivel para el videojuego Counter-Strike.

El estudiante preguntó a uno de sus docentes sobre sus derechos constitucionales para comprar un arma de fuego

Ahora es el turno de Illinois: de nuevo un centro educativo (la Universidad Estatal de Illinois), un estudiante asiático (de origen tailandés) y las armas como protagonistas.

El susodicho estudiante ha sido expulsado de la Universidad después de que durante una clase hiciera indagaciones sobre sus posibilidades para comprar un arma de fuego, según publica Univisión.

Sucedió el pasado 19 de abril, cuando el estudiante preguntó a uno de sus docentes sobre sus derechos constitucionales para comprar un arma de fuego, durante un examen escrito.

Historial de enfrentamientos

El momento de la expulsión, que sucedió tres días después de la matanza de Virginia Tech, fue "coincidente" con este hecho, a pesar de que el portavoz de la Universidad, Jay Groves, señala que la institución ya había decidido previamente expulsar a Rithichai Yibcharoenporn, de 31 años, pero faltaban algunos pasos imprescindibles para que se pudiera hacer efectivo.

Aunque no hubiera ocurrido el incidente en Virginia Tech, sus problemas eran suficientes para generar su expulsión

"Aunque no hubiera ocurrido el incidente en Virginia Tech, sus problemas eran suficientes para generar su expulsión", alega Groves.

Yibcharoenporn era un estudiante conflictivo, que había acumulado un largo historial de enfrentamientos al personal docente y administrativo de la universidad durante los cuatro años que llevaba en la institución.

A pesar de ello, este estudiante de doctorado en inglés, que llevaba una trayectoria irregular durante el curso, se negó a participar en los programas exigidos para solucionar sus problemas.

Tras la expulsión, le fue retirado su visado de estudiante y, según Groves, estará en Tailandia a final de mes.

Alarma en California

El pasado 8 de mayo volvieron a saltar las alarmas en la Universidad de California, cuando la policía buscaba a un estudiante sospechoso de haber disparado a sus compañeros, matando a una persona e hiriendo a otras dos.

Los hechos sucedieron en una residencia estudiantil y, según los medios estadounidenses, el enfrentamiento nació tras una disputa por una consola Playstation.

Jonquel Brooks, de 19 años, fue detenido en relación a estos hechos, a pesar de que "había alterado su apariencia drásticamente", según afirmaba el jefe de policía de Fresno, Jerry Dyer.

Se afeitó la cabeza y se cambió de ropa, al parecer para evitar ser reconocido

"Se afeitó la cabeza y se cambió de ropa, al parecer para evitar ser reconocido", añadió.

Todo indica que el fallecido, Brant Daniels de 19 años, se había mudado para asistir a la universidad, aunque aún no era estudiante, así como otro de los heridos, Drew Pfeiff, de 22 años, que no estaba matriculado.

Tan solo Roderick Buycks, el otro herido, de 19 años, era estudiante de la institución.

La universidad mandó mensajes a estudiantes, profesores y personal y colocó una alerta en su web, a pesar de que las clases no fueron suspendidas y, según la policía, fue "simplemente una disputa entre una persona y un grupo de individuos".

Matanzas en centros docentes de Estados Unidos