Unos pegarán carteles y otros posarán
Los candidatos ya han inundado la ciudad de vallas publicitarias. Ahora le toca el turno a los carteles. (M. Vila)
Esta madrugada empieza la campaña electoral con la pegada de carteles, aunque alguno se saltará la tradición. Esta noche sí que sí. Ya está todo listo y los candidatos, escoba en mano y cubo de pegamento al suelo, pringarán sus ‘caras’ para adherirlas a las paredes de la ciudad. Vigo se disfraza de elecciones.

Pero parece que alguno adelantará los actos para que los medios puedan sacar la pertinente foto. Así lo va hacer el Partido Popular. Corina Porro, en un acto simbólico, se fotografiará a eso de las 12.30 horas con su nueva valla publicitaria de fondo.

Ya por la noche, nada de pegar carteles, celebrará la apertura de campaña con el secretario general del PP en Galicia, Alberto Núñez Feijóo. Como en 2005, será en pleno centro, al lado de la farola de Urzáiz, por ser «uno de los símbolos de Vigo».

La alcaldesa, por cierto, promete dar alguna sorpresilla.

El BNG volverá a la praza da Princesa, como cada año, «por tradición», dicen. Lo que sí ha dejado claro Santi Domínguez es que no va a hacer ninguna pegada ficticia y, además, prometen fiesta.

Por su parte, el Partido Galeguista también posará antes de la medianoche en su sede, pero el ex alcalde dará el pistoletazo de salida de la campaña en la estación de Renfe, «reclamando el AVE».

Abel Caballero, candidato socialista a la Alcaldía, no va a hacer florituras y seguirá con su agenda durante el día. Ya por la noche se acercará hasta la praza de América y pegará su primer cartel electoral en la avenida Castelao. Dice haber elegido Coia por ser «un barrio importante y olvidado en los últimos años». Caballero irá a Coia, que es, además, el barrio más poblado de todo Vigo, con 23.467 habitantes según el padrón.