Ya han fallecido cuatro trabajadores en lo que va de año. Los continuos accidentes laborales en Málaga (los obreros muertos ascendieron a 21 en 2006) han llevado a la Fiscalía a abrir en lo que va de año 39 casos por la supuesta carencia de medidas de seguridad en empresas de la provincia o por determinadas situaciones de riesgo para el trabajador. Desde enero hasta la fecha se han iniciado nueve diligencias de investigación en el sector de la construcción, según avanzó ayer la fiscal de Riesgos Laborales, Miriam Sánchez.

También ayer se registró otro accidente laboral en la construcción, cuando un trabajador resultó herido de gravedad al precipitarse al vacío desde una tercera planta en una obra de Antequera.