A partir del curso que viene, los 250.000 alumnos vascos de primaria y secundaria darán más horas de ciencias y matemáticas. Es una de las novedades del nuevo currículum vasco elaborado por el Departamento de Educación.

Este documento fija las competencias que todo escolar debe adquirir en la enseñanza obligatoria, es decir, de 6 a 16 años. Así, habrá más horas lectivas de ciencias y matemáticas, asignatura que hoy suspenden el 27% de estudiantes de 3º de ESO.

Además, será obligatoria una hora semanal de tutoría y el bilingüismo será «real», según señaló ayer el consejero Tontxu Campos. Es decir, todo colegio dará un mínimo de materias en euskera.

El horario en las escuelas seguirá siendo de mañana y tarde, pero con una novedad. En la ESO, la dirección dispondrá de 18 horas semanales para emplear en las asignaturas que ésta quiera. También en primaria los centros tendrán 5 horas a la carta.

El nuevo currículum vasco tiene por objetivo paliar ese 13,9% de fracaso escolar en la ESO. La receta son clases y profesores de refuerzo, y crear itinerarios más fáciles para llegar al graduado escolar. En secundaria se repite curso con dos materias suspendidas, aunque el claustro puede dejar pasar hasta con tres.

Y una última novedad. El Departamento hará un examen diagnóstico en todos los colegios de Euskadi al terminar primaria y secundaria. Así sabrá si funcionan sus propuestas.

Habrá huelga en los colegios

La huelga de profesores de la escuela pública vasca sigue en pie, después de que la reunión de ayer entre sindicatos y el consejero de Educación Tontxu Campos no diera frutos. Ambas partes se echaron la culpa de que las escuelas vayan a cerrar el 17 de mayo en Vizcaya, y el 24, en todo Euskadi. Las centrales agradecieron que Campos les atendiera por primera vez, pero le reprocharon que no hiciera «ningún compromiso concreto» a sus peticiones de mejora de condiciones laborales. El consejero respondió que la huelga es «preocupante e inútil». La reunión de mañana de la mesa sectorial podrá evitar el paro. CC OO irá. El resto de sindicatos lo están pensando.