Dos colillas mal apagadas fueron las causantes de otros tantos incendios la pasada madrugada. El primero se registró a las 2.10 horas en la calle Martínez Garrido y las llamas afectaron a parte de la cocina. El segundo ocurrió una hora después en la habitación de una vivienda de Travesía de Vigo. En este caso la persona que se encontraba en la cama en ese momento tuvo que ser atendida por inhalación de humos.