El consejero del Ejecutivo regional, Arturo Romaní, ha asegurado hoy que "las finanzas de Castilla-La Mancha generan confianza, y eso permite bajar los precios a los que nos financiamos y tener mucha más oferta de financiación que la demanda que tenemos".

Durante una entrevista en el programa Castilla-La Mancha fin de semana, el consejero ha indicado que "podemos gestionar las finanzas públicas de una manera más racional y dedicar el dinero a aquello que es más importante: los servicios públicos", ha informado la Junta en nota de prensa.

Según ha explicado Romaní, Castilla-La Mancha tiene un nivel de deuda alto como consecuencia de los "desequilibrios" de la legislatura anterior, cuando se contrajo un déficit de 8.000 millones y se generaron más de 11.000 millones de deuda.

"Hay que saber convivir con ese alto nivel de deuda y hacerla compatible con la gestión de los servicios públicos; y para lograrlo, hay que gestionar la deuda, un proceso en el que el Gobierno de Castilla-La Mancha está ahora inmerso, tratando que cueste lo menos posible y ahorrando en intereses para destinar más dinero a servicios públicos", ha subrayado.

Los intereses, tal y como ha recordado Romaní, suponen la "partida más dolorosa" de los presupuestos. Para 2014 se habían presupuestado 540 millones de euros, lo que supone pagar 1,5 millones al día en esta partida.

Sin embargo, "como resultado de una buena gestión de la cartera de deuda llevada a cabo por el Gobierno de Cospedal, en el presupuesto del próximo año esa partida baja 110 millones, hasta los 430, un ahorro importantísimo". Además, "según nuestros datos más recientes, este ahorro se va a ver superado", ha desvelado Romaní.

Este el resultado de un proceso de reestructuración, que consiste en amortizar deuda cara, que está a unos precios muy altos, y suscribir otros préstamos que cuesten menos, es decir, cambiar préstamos caros por otros más baratos, ha señalado el consejero.

Asimismo, las diferencias de precios "son sustanciales", tal y como ha indicado Romaní. "Ahora hay abundante demanda, prácticamente todas las entidades financieras están colaborando en este proceso, con lo cual estamos firmando préstamos nuevos a bajo precio para cambiarlos por los caros".

Por ejemplo, tal y como ha detallado el consejero, se ha firmado con La Caixa un préstamo a tipo variable de 75 millones de euros a diez años, al 1,5 por ciento. "Con Liberbank hemos suscrito otro préstamo a un tipo de interés fijo del 1,2 por ciento. Hace un año, Castilla-La Mancha pagaba los tipos variables al 5,05 por ciento y a tipo fijo al 6,98 por ciento, lo que demuestra la confianza que genera el Gobierno de la presidenta Cospedal", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Toledo.