La asociación de profesores 'Plis. Educación, por favor' ha considerado este domingo que las últimas elecciones sindicales en el sector "han dejado como resultado un paisaje desolador: el fin de la actividad sindical educativa en favor de la actividad política con el disfraz sindical".

En un comunicado, han señalado que a estas elecciones se han presentado sindicatos que durante los últimos años han "despreciado su función sindical y han querido legislar y que los representantes políticos no legislaran".

Según opina Plis, desde hace tiempo los sindicatos "conscientes de su impopularidad" han dibujado con claridad su estrategia, "hacerse con el poder que no está en el Parlament, ni en el Ejecutivo, sino en la colonización de la función pública, colocándose en todos los estratos medios y altos de la administración y dictando los requisitos de acceso. El control de la administración es el verdadero contrapoder a la actividad parlamentaria, ejecutiva e, incluso, judicial".

"No se puede interpretar de otra manera el triunfo de los sindicatos nacionalistas e independentistas, que, con el único mensaje de la inmersión lingüística y del más rancio nacionalismo, han obtenido la mayoría de los votos", indica la entidad.

En cuanto al "batacazo" de los sindicatos clásicos señalan que, "al utilizar la misma cantinela de la inmersión lingüística, se han convertido en compañeros de viaje de los sindicatos nacionalistas e independentistas, espantando a sus posibles votantes".

Mientras, la abstención de alrededor del 45 por ciento responde a que "gran parte del profesorado, ajeno a la ideologización en la enseñanza, hace mucho tiempo que se han quedado huérfanos de sindicatos laborales y profesionales", considera Plis.