El tranvía que unirá Leioa con la UPV y que actuará de enlace entre el metro y el campus universitario, comenzará a ser una realidad en 2008. El Gobierno vasco, la UPV y el Ayuntamiento de Leioa, las tres instituciones implicadas en el proyecto, han resuelto ya las alegaciones que se habían presentado al proyecto.

De este modo, y una vez que se elabore el informe, en torno a junio, sobre el impacto ambiental, sólo faltará el proceso de adjudicación del proyecto para que las obras empiecen en 2008, según explicó ayer el edil de Urbanismo de Leioa, Eneko Arruebarrena, «aunque habrá que fijar la financiación entre las instituciones», recalcó.

El tranvía unirá la estación de metro de Lamiako y el campus de la UPV en tan solo 12 minutos, en lugar de los 31 minutos que hay que emplear en la actualidad si se hace este recorrido en autobús, o los 50 minutos que se tarda si se realiza a pie. Ésta es una de las muchas ventajas que traerá consigo la implantación de este nuevo sistema de transporte para la UPV, ya que hasta ahora sólo se puede acceder al campus de Leioa en coche, bus o a pie.

Pero el proyecto lleva esperando varios años desde que el Departamento de Transportes y Obras Públicas del Gobierno Vasco presentaran el proyecto, en marzo de 2005. 

Nueve paradas

En el proyecto inicial, no obstante, se contempla un recorrido, a través de 3,8 kilómetros, con nueve paradas: estación de metro, Boulevard de Udondo, dos en la avenida Sabino Arana (a la altura de la plaza de los Arkupes y frente al Polideportivo de Sakonetas), Ayuntamiento, rotonda de Sarriena, Askartza, y las dos últimas dentro del campus de la UPV.

Las unidades circularán con una frecuencia de entre 5 y 15 minutos, en función de la demanda. Así, se calcula que se podrán realizar unos 4.150.000 viajes al año.

El proyecto contempla la construcción de una segunda fase entre la estación de metro de Leioa y la de Urbinaga en Sestao, para facilitar la conexión con la línea 2 del metro y Renfe en la Intermodal de Urbinaga, enclavada en Sestao.