España ya es el país de la UE con mayor esperanza de vida

  • Según un informe de la OCDE, la esperanza de vida para los españoles al nacer es de 82,5 años. Suiza e Islandia, que no están en la UE, superan a España.
  • Las mujeres españolas (85,5)  viven más que los hombres (79,5).
  • La razón principal es el "buen sistema público de salud" de España.
  • Hay datos negativos: la tasa de obesidad, consumo de alcohol, gasto en sanidad por habitante, tabaquismo...
Varios ciudadanos pasean por la calle.
Varios ciudadanos pasean por la calle.
Laura González

La vida de los españoles se alarga. Poco a poco, pero cada vez vivimos más. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sitúa a nuestro país a la cabeza de la Unión Europea en esperanza de vida al nacer, con 82,5 años, según su informe anual sobre sanidad. Prácticamente igual que el pasado año y 5,5 años más que en 1990.

Las mujeres españolas (85,5), además, viven más que los hombres (79,5). De hecho, tienen la segunda esperanza de vida al nacer más alta en el ranking de los 34 Estados de la OCDE solo por detrás de las japonesas (86,4). En cuanto a los varones, se sitúan en el puesto nueve y tienen por delante, entre otros, a italianos (79,8) y a suecos (79,9).

La media de los 34 países de la OCDE está en 80,2 años, 82,9 para las mujeres y 77,5 para los hombres. España solo tiene por delante a dos países europeos, no miembros de la UE, Suiza (82,8) e Islandia (83). Y a Japón (83,2). Estos Estados, a priori, no tienen nada que ver con España, ni en el modo de vida, el clima, la educación o la cultura.

Entonces, ¿cuál es el elemento que nos sitúa tan arriba? Antonio David Cámara, del Centro de Estudios Demográficos de Cataluña, lo tiene claro: "El sistema público de salud y, a partir de ahí, otros factores".

La OCDE destaca que en Europa la longevidad ha ganado 5,1 años desde 1990 debido a varias cosas, entre ellas, que muere menos gente por enfermedades cardiovasculares, sobre todo entre los 50 y los 65 años. Y hay un indicador que suma más detalle: las mujeres europeas viven de media 62,3 años con buena salud y los hombres 61,3. En nuestro país estas cifras se elevan hasta los 65,7 años para ellas y los 64,7 años para ellos.

La cobertura sanitaria ha sido para Cámara "el gran salto cualitativo en España durante las últimas décadas". Esto hace que en nuestro país no haya enormes diferencias entre ricos y pobres, entre clases sociales, como sí pueden darse en países como Estados Unidos. La gente mayor, además, está "muy bien atendida". "Por el momento", apostilla.

La OCDE apunta a que en 2012 en gasto público en sanidad en España siguió cayendo y la tasa de crecimiento medio anual en gasto per cápita fue negativa entre 2009 y 2012 (-2,5%). Pero la sanidad en nuestro país sigue siendo "la base", dice Cámara. Si el sistema fallara, la esperanza de vida se podría tambalear.

¿Y qué hay de los pocos nacimientos? Cámara incide en no convertir en un problema el hecho de que en España la tasa de fertilidad sea de 1,32 hijos por mujer en edad fértil, la segunda más baja después de la de Polonia (1,30), según los datos de la OCDE. "Habrá que esperar a que las mujeres en edad reproductiva lleguen al final de esa etapa fértil y ver cuántos hijos han tenido", señala, recordando que los nacimientos son algo "volátil". La crisis ha afectado a este tema de una forma severa.

En cualquier caso, el dato de la esperanza de vida al nacer no deja de ser una simulación sobre una generación de personas en el futuro aplicando las condiciones de mortalidad actuales. Y eso cambiará.

Los comportamientos de los jóvenes actuales cuando sean mayores, por ejemplo, serán distintos a los de sus padres y abuelos por cuestiones de educación, de actividad, de toma de conciencia de riesgos, etc. El cambio socioeconómico se notará y también el hecho de que hay generaciones que están "menos castigadas" que las anteriores. Pero que nadie espere un salto tan enorme como el que se produjo en las décadas de los 50, 60 y 70.

No todo es de color de rosa

Sin embargo, la OCDE apunta que España cuenta con una serie de problemas que la hacen menos saludable de lo que parece. Son los siguientes:

  • A los 65 años es la población francesa la que tiene la mayor esperanza de vida, tanto en mujeres (23,4 años) como en hombres (19,1), por delante de España, 22,8 años y 18,7, respectivamente.

  • El informe revela que España está cerca de la media en cuanto a ciertos comportamientos poco saludables, con un 23,9% de fumadores, frente a la media del 22,8%.

  • Los españoles mayores de 15 años consumen 9,8 litros de alcohol de media al año, cerca de los 10,1 litros de los 28, que varían entre los 6,1 litros de Italia y los 12,7 de Lituania.

  • España tenía una tasa de obesidad del 16,6% en 2012, en línea con la media del 16,7% en la UE, con una horquilla que va del 7,9% de Rumanía y del 10,4% de Italia, al 24,7% del Reino Unido y al 28,5% de Hungría.

  • El gasto sanitario por habitante en España fue de 2.243 euros, justo por encima de la media comunitaria (2.193) pero lejos de Holanda (3.829), Austria (3.676), Alemania (3.613) y Dinamarca (3.528).

  • España dedicó ese año el 9,3% de su Producto Interior Bruto (PIB) a sanidad, algo más del 8,7% de media, pero bastante por debajo de Holanda (11,8%), Francia (11,6%), Alemania (11,3%), Austria (11,1%) o Dinamarca (11%).

  • Con tres camas por cada 1.000 habitantes, España se situó en la parte baja de la UE en este indicador, solo por encima de Irlanda, Reino Unido y Suecia y lejos de la media de 5,2 camas en la UE.

  • La estancia media de los pacientes en un hospital, que había bajado en toda Europa entre 2000 y 2012, era en este último año de 7,8 días en el conjunto de la UE y de 7,6 en España.

  • En cuanto a antibióticos recetados, España registró 20,9 por cada 1.000 habitantes y por día, muy cerca de la media (20,4), que se dispara en Grecia (35,1) y Chipre (32) y es particularmente baja en Letonia (12,8), Estonia (12,1) y, sobre todo, Holanda (11,4).
Mostrar comentarios

Códigos Descuento