Irán ya se ha unido, oficialmente, a la lucha contra los yihadistas de Estado Islámico. El portavoz del Pentágono, John Kirby, ha confirmado este martes que el Ejército iraní ha llevado a cabo bombardeos contra las posiciones del grupo extremista en Irak, si bien ha negado cualquier coordinación en las operaciones.

"Tenemos indicaciones de que llevaron a cabo bombardeos con aviones F-4 Phantom en los últimos días", ha dicho, antes de recalcar que es tarea de Irak supervisar y coordinar los vuelos en su espacio aéreo, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

Irán llevó a cabo bombardeos con avions F-4 PhantomLas palabras de Kirby han llegado al hilo de las informaciones publicadas en los últimos días sobre los ataques iraníes contra la formación yihadista en la provincia de Diyala (este).

Asimismo, Kirby ha resaltado que Estados Unidos "continúa llevando a cabo operaciones en Irak", manifestando que las mismas cuentan con la coordinación con Bagdad. "Nada ha cambiado en nuestra política de no coordinación militar con Irán", ha añadido.

Irán recalca que EE UU es responsable de los "problemas" en IrakPor su parte, el subjefe del Estado Mayor iraní, Masud Jazayeri, ha negado cualquier colaboración con Estados Unidos, recalcando que Washington es responsable de los "problemas" en Irak, argumentando que el país norteamericano "no tendrá un lugar en el futuro del país".

Ambos países han rechazado cualquier tipo de coordinación en las operaciones contra el Estado Islámico, a pesar de que ambos consideran al grupo como un enemigo en común. Irán y Estados Unidos cortaron sus relaciones diplomáticas a raíz de la crisis de los rehenes tras la Revolución Islámica en 1979.

El Gobierno teocrático de Teherán, de confesión chiíta, como Bachar Al-Asad, siempre se ha mostrado contrario a los radicales de EI, de confesión sunita.

En cualquier caso, parece que Estado Islámico cuenta ya con pocos apoyos y sí muchos enemigos entre los países musulmanes. Esta semana, el Ejército libanés detuvo a una de sus esposas y a un hijo del líder del grupo, Abu Bakr al-Baghdadi, en su frontera.