Un soldado que era investigado por la Policía en relación a la desaparición en Lanzarote de Yasmila Arrocha Gutiérrez, de 22 años, se suicidó este sábado tras conocer el hallazgo del cadáver de la joven.

La Policía encontró por la mañana el cadáver de Yasmila, desaparecida el pasado 2 de mayo en la isla, semienterrado en la parte trasera del cementerio municipal de Arrecife.

Colaboración ciudadana

La joven, madre de un niño de tres años, residía junto a su novio en el barrio de Argana Alta, en Arrecife de Lanzarote, donde fue vista por última vez.

Yasmila trabajaba en un hotel de la localidad de Costa Teguise, en el municipio del mismo nombre, desde donde un compañero de trabajo la acercó en su vehículo al barrio donde vivía, unas horas antes de su desaparición.

El hermano de Yasmila había pedido esta semana la colaboración ciudadana para localizar a la muchacha, declarando que su hermana tenía previsto viajar próximamente a Sevilla, para reunirse con el hijo de ella, temporalmente viviendo con su suegra, y regresar luego a la isla, donde tenía pensado adquirir una vivienda.

Se investiga relación entre las dos muertes

La jueza del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Arrecife, Aurora García Martínez, investiga si "tienen algún tipo de relación" las dos muertes."

Mientras se levantaba acta de la aparición del cadáver", añade el Tribunal Superior de Justicia de Canarias , a la jueza le fue notificado "la muerte violenta de un varón en el aeródromo de Lanzarote, muerte que al parecer se ha producido él mismo con su arma de fuego" .