Una operación conjunta de la Guardia Civil en 14 provincias contra una red de pornografía infantil por Internet ha terminado con la detención de trece personas y otras nueve imputadas, tras un año de investigaciones, según ha informado la institución.

La operación, denominada 'Troyi' y culminada el pasado 26 de abril, se inició con la denuncia presentada por una mujer de Roquetas de Mar (Almería) ante el Equipo de Atención a la Mujer y el Menor (EMUME) de la Guardia Civil de esa provincia comunicando que mientras descargaba unos archivos musicales mediante un conocido programa informático, observó que el archivo obtenido contenía 153 fotografías de desnudos de chicas menores de edad.

A partir de ahí, los agentes de la Guardia Civil de Almería abrieron una investigación y buscaron usuarios de la red que pudieran estar compartiendo los archivos localizados, rastreando el empleo de servidores situados en otros países, lo que condujo a la identificación de numerosos usuarios repartidos por varias provincias españolas.

No se descartan nuevas detenciones

Identificados los usuarios, la Guardia Civil activó un dispositivo de vigilancia sobre los domicilios de los sospechosos, efectuándose a continuación numerosos registros domiciliarios que acabaron con la detención de las 13 personas, todas ellas varones, y la imputación de otras nueve, por delitos relativos a la pornografía infantil y corrupción de menores.

Durante los registros practicados, la Guardia Civil incautó fotografías y archivos de vídeo, cámaras digitales, ordenadores portátiles, mp3, DVD, CD, discos duros externos e internos de ordenador, y otros materiales.

La investigación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones.