La Policía refuerza la vigilancia ante la creciente ola de quema de contenedores en Zaragoza

  • Habrá agentes que se dedicarán de forma específica a vigilar el entorno de las zonas con más contenedores, sobre todo los fines de semana.
  • En lo que va de año, los vándalos ya han quemado 250 contenedores, el doble que en todo 2013.
Una grúa se lleva un vehículo afectado por la quema de un contenedor en San José.
Una grúa se lleva un vehículo afectado por la quema de un contenedor en San José.
P. CALLE

La Policía Nacional ha creado un grupo específico para investigar y atajar la quema de contenedores, que este año se ha duplicado en la capital aragonesa y ya ha costado más de 175.000 euros solo en la reposición de los depósitos calcinados.

La nueva unidad, que se puso en marcha a finales de octubre (tras un repunte en los actos vandálicos que coincidió con las Fiestas del Pilar), es un grupo multidisciplinar formado por agentes de la brigada de policía científica, de seguridad ciudadana y también del cuerpo de Policía Local.

En la práctica, esto supone que se han reforzado las patrullas, sobre todo durante las madrugadas de los fines de semana, así como los trabajos de investigación, desde la toma de huellas hasta la búsqueda de testigos o el visionado de cámaras de seguridad cercanas.

En lo que va de año han ardido 250 contenedores de desperdicios, frente a los 130 de todo 2013. Son más incluso que los 230 que fueron calcinados en 2012. Los incendios de este año, vinculados en su inmensa mayoría a actos vandálicos, han provocado daños en casi medio centenar de vehículos y también en fachadas y comercios. Reponer cada depósito cuesta 700 euros, gasto del que se responsabiliza FCC.

Detenidos por la quema de dos depósitos

El nuevo grupo de la Policía Nacional detuvo precisamente el pasado domingo a dos jóvenes, uno de 18 años y otro menor de edad, como presuntos autores de la quema de dos contenedores en la madrugada del domingo. Los agentes los arrestaron tras contactar con varios testigos en las inmediaciones de la calle San Adrián de Sasabe, que fue donde ardieron los dos depósitos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento