Casi dos serpientes por día, y una de ellas pitón, han encontrado "tristemente abandonadas" en las calles de Madrid los trabajadores de la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Municipal sólo en los cuatro últimos meses, explicó hoy el concejal de Seguridad, Pedro Calvo.

El número de hurones, tortugas o pavos reales que no quieren sus dueños empieza a acercarse a la cifra de gatos y perros abandonados (170 animales exóticos frente a 98 perros en lo que llevamos de 2005), por eso el Ayuntamiento ha decidido hacerles un hueco en los 31.000 metros cuadrados del nuevo Centro de Protección Animal que está construyendo en el Ensanche de Carabanchel.

Allí recibirán la atención que no les han querido seguir prestando sus propietarios, aunque queda por saber si el Ayuntamiento los ofertará también en su página web para adopción de animales, en la que se incluirá la foto y todo tipo de datos, desde el nombre o la edad, hasta sus hábitos y rasgos propios de su carácter.

Si así fuera, los madrileños no tendrían más que recurrir a la sección de servicios veterinarios de la web Munimadrid para incorporar a su vida alguna de las tarántulas, hurones, caballos o tortugas que esperan a que alguien las acoja en las calles de la capital.

 

Otras medidas

Además de la adopción a través de internet que presentó hoy Pedro Calvo, el Ayuntamiento ha tomado otras medidas, como ampliar el horario de atención al público del Centro de Protección Animal de Tres Cantos, en las tardes de los lunes a los viernes y a los sábados por la mañana, para que todo aquel que se tope con una iguana por la calle, por ejemplo, tenga donde llevarla.

Por otra parte, el Centro Municipal de Protección Animal ha iniciado una nueva campaña de esterilización de los animales incluidos en el programa de adopción para evitar camadas indeseada, el principal motivo de abandono.

Varios informadores del Ayuntamiento recorren en bicicleta los parques del Retiro y del Oeste los fines de semana y los días festivos para atender las consultas de los propietarios de mascotas y darles todo tipo de consejos sobre como cuidarlas.