El Pleno del Ayuntamiento de Bilbao ha acordado instar a la Junta de Gobierno municipal a intensificar las labores de inspección en el Casco Viejo, para garantizar el cumplimiento de la diferentes normativas en materia de horarios, actividades y ruidos en el sector hostelero.

La iniciativa es una enmienda de modificación del Equipo de Gobierno que ha hecho decaer una propuesta de Bildu, que pedía un acuerdo plenario mediante el que se inste a la Junta de Gobierno a tomar "con carácter urgente" las medidas necesarias para "poner freno a la saturación de establecimientos hosteleros en determinadas zonas del Casco Viejo", en colaboración con los diferentes agentes presentes en el barrio.

El Ayuntamiento de Bilbao ha aprobado también en la sesión plenaria de este jueves una proposición del PSE-EE que planteaba instar a la Junta de Gobierno de la Villa a realizar un "mapa actualizado" de la accesibilidad en la ciudad.

Ha salido también adelante, también a propuesta de los socialistas, la puesta en marcha de una experiencia piloto que permita el uso combinado del carril bus-taxi a las motocicletas con una cilindrada superior a 50 cc.

Se ha aprobado también la creación de una línea de detención adelantada de aquellas zonas de la Villa en que fuera posible. En este último caso, los socialistas han aceptado la enmienda del Equipo de Gobierno para que esta última opción se aplique también a las bicicletas.

Por otro lado, se ha aprobado una propuesta para "seguir colaborado y negociado con las asociaciones de Taxistas de Bilbao para las mejoras que requiere el sector" y que insta al Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad a "recuperar las subvenciones" para una parte del coste de adaptación de taxis para personas con movilidad reducida.

Esta iniciativa es una enmienda de modificación que ha hecho decaer la proposición del PP, que pedía realizar las modificaciones normativas necesarias que permitan la publicidad en los taxis, así como llegar a un acuerdo con las asociaciones de taxistas de Bilbao para distribuir guías turísticas o cualquier otro documento de información de la ciudad, modificar la Ordenanza Municipal del Taxi para posibilitar la implantación de la jornada de diez horas durante la semana y de doce horas los fines de semana y abrir una línea de subvención encaminada a facilitar la adaptación de los taxis a una ley que exige que el 5% estén adaptados a minusválidos.

El Pleno ha acordado también, aceptado una propuesta de Bildu, dotar de una ayuda económica al campesinado de Gaza, para que dispongan de recursos inmediatos con los que afrontar la reconstrucción de las insfraestructuras agro-ganaderas afectadas por los "bombardeos indiscriminados" del ejército israelí a la Franja de Gaza durante el pasado verano.

La sesión plenaria ha aprobado también una proposición socialista que insta al Parlamento vasco y a los grupos parlamentarios a aprobar las modificaciones parlamentarias para adscribir a Bomberos y otro personal de emergencias al grupo C1 y que, a la espera de dicha aprobación legislativa, el Gobierno municipal negocie con los sindicatos para establecer fórmulas que "reconozcan y compensen las diferencias retributivas a este personal".

Ha salido igualmente adelante una proposición de Bildu que inste al Gobierno vasco a "proteger el ascensor de Begoña, incluyéndolo dentro del Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco con categoría de Monumento", y que pide a la Junta de Gobierno de la Villa otorgar y solicitar las calificaciones de protección necesarias para garantizar su conservación.

Toma de posesión

En el primer punto en abierto de la sesión plenaria de este jueves ha tomado posesión como concejal del Partido Popular Jesús Sanz Salamanca, mientras que en el cuarto se ha tomado de la resolución de alcaldía por la que se designa nuevo portavoz titular (Beatriz Marcos) y suplente del grupo municipal popular (Luis Hermosa). Estos cambios en el PP derivan de la renuncia al cargo de concejal de la anterior portavoz del PP, Cristina Ruiz, formalizada en una sesión plenaria extraordinaria el 8 de octubre.

Entre las propuestas del Gobierno municipal se incluye la aprobación de un Plan de Transferencia de Crédito -que ha salido aprobado gracias a la mayoría absoluta del Equipo de Gobierno- que alcanza la suma de 13.075 euros y que provienen de varios proyectos de gasto correspondientes a subvenciones nominativas que no se ejecutan total o parcialmente, para incrementar el crédito destinado al Programa de Ayuda de Emergencia y Humanitaria.

Se ha aprobado también la propuesta de declaración como créditos disponibles de los importes de varias subvenciones nominativas a conceder por Bilbao Ekintza referidos a programas que no se van a realizar o que han visto reducido su importe, para poder destinar dicho crédito a otras actividades del mismo ámbito de actuación. La cuantía de dinero asciende a 428.486 euros.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.