¿Qué ocurre con un cadáver que se pierde en el fondo del océano?

  • Investigadores canadienses han investigado en aguas con niveles bajos de oxígeno.
  • Los animales carroñeros más grandes no actúan sobre un cuerpo si no hay niveles mínimos de oxígeno, lo que retarda la descomposición de un cuerpo sin vida.
Visión del océano.
Visión del océano.
GTRES

Cuando un cadáver se descompone en el fondo del océano, los científicos saben muy poco sobre lo que ha ocurrido con dicho cuerpo. Para averiguarlo, un grupo de investigadores de la Simon Fraser University de Canadá, liderados por la experta en entomología forense Gail Anderson, se propuso realizar un experimento poco usual.

El objetivo, saber qué ocurre con los cuerpos que permanecen en el mar tras un accidente u otra causa. Usaron ejemplares sin vida de cerdos, tres en concreto, que sumergieron en diferentes tipos de aguas. "Hemos usado cerdos porque son los mejores modelos humanos para este tipo de investigaciones", explicó Anderson, que recordó que tienen un tipo de bacterias intestinales similares a los humanos y un vello no demasiado abundante, dos factores importantes a la hora de estudiar cuerpos en descomposición, recogen desde Live Science.

Se sirvieron del Victoria Experimental Network Under the Sea (VENUS) para la observación de los cuerpos. Este laboratorio submarino le suministro todo el equipo necesario para el estudio.

En el estudio, publicado en la revista PLOS ONE, Anderson y su equipo usaron un submarino de control remoto para visualizar los tres cuerpos, sumergidos a 100 metros de profundidad, en tres lugares diferentes de las aguas saladas de Saanich Inlet, cerca de Vancouver Island.

Se sirvieron de sensores para medir los niveles de oxígeno del agua, así como su temperatura, salinidad y otros factores. Al final del estudio, los investigadores recogieron, pasados algunos meses, los tres cuerpos para analizarlos más a fondo.

Dos de los tres cuerpos habían sido devorados por camarones, cangrejos, langostinos, incluso algún tiburón. Uno, sin embargo, no había sido pasto de ningún animal. La explicación estaba en los niveles de oxígenos de las aguas en las que se encontraba ese tercer cuerpo, que había sido arrojado a las aguas de Saanich Inlet cuando estas no tienen oxígeno (ocurre en algunas épocas del año). Los otros dos cuerpos fueron sumergidos cuando sí había oxígeno en las profundidades de esas aguas.

Cuando los niveles de oxígeno son bajos o inexistentes, los animales no se acercan a comer a esas profundidades. Cuando hay oxígeno, los grandes carroñeros, como los cangrejos se acercan a comer y son capaces de despedazar la carne, algo que los más pequeños no pueden hacer (sólo se alimentan de la carroña cuando antes ha pasado por allí un carroñero con fuerza para romper la piel del cuerpo inerte). Al no acercarse esos grandes carroñeros (que necesitan más oxígeno), los pequeños (más tolerantes a espacios bajos en oxígeno) no podía alimentarse de ese tercer cerdo, cuya descomposición se ralentizó mucho más.

Los investigadores trataron de buscar respuestas que sirvan para los equipos de rescate y personas que han perdido seres queridos en el mar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento