El exsecretario xeral del PSdeG Pachi Vázquez ha expresado este jueves su "respeto" por la Justicia tras su imputación por parte del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) por irregularidades en la contratación de personal durante su etapa como alcalde en O Carballiño (Ourense).

Con todo, a través de un comunicado, ha recordado que su defensa ha presentado recurso tanto contra su citación para prestar declaración como contra la decisión de investigar su gestión municipal.

Más allá de eso, ha presentado "un decálogo de medidas" bajo el título "Gobernar coa militancia" dentro de su campaña a las primarias para concurrir como candidato socialista a la Alcaldía de Ourense.

En este documento, el diputado socialista propone "avanzar más en participación y transparencia, para conseguir que la militancia" socialista esté "activa en todas y cada una de las decisiones de la vida política municipal".

Valedor da militancia

Como principal novedad, plantea que la asamblea local exija "en voto secreto" al Valedor da Militancia, un afiliado que no podrá ser miembro de la dirección ni del grupo municipal y que "velará por que las opiniones, quejas y sugerencias lleguen realmente" a los concejales y por que "sean respondidas individualmente".

Y, además de incluir la obligación de informar a través de Internet de todas las acciones del Ayuntamiento, defiende que el alcalde no pueda ser el secretario local, pero deba reunirse con él semanalmente para "coordinar el cumplimiento del programa".

También los concejales deberán atender "una vez a la semana" a la militancia en la sede del partido, para escuchar sus "opiniones, quejas y sugerencias", y escuchar a los afiliados con antelación a la elaboración de los presupuestos. Además, estipula que todos los concejales y los cargos eventuales del Gobierno donarán el 15 por ciento de su sueldo al partido, además de las cuotas.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.