El Gobierno gallego ha impulsado un decreto que desarrolla la Ley de convivencia y de participación en el ámbito educativo en el que se determina que los alumnos tendrán prohibido el uso del teléfono móvil en clase salvo autorización expresa por parte del profesor y que determinados periodos de expulsión podrán sustituirse por la asistencia a aulas de convivencia inclusiva.

Lo ha anunciado el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien ha señalado que esta norma "pionera" se sustenta en "tres ideas clave": la corresponsabilidad, la prevención y la mediación. Con respecto a la corresponsabilidad, se identifica a todos los miembros de la comunidad educativa como "agentes responsables de la convivencia", además de crear un Consello autonómico para la Convivencia Escolar.

Al margen de este órgano consultivo y de apoyo al que podrá acceder toda la comunidad educativa, se creará también una Comisión de Convivencia en cada centro de enseñanza que se encargue específicamente de todo lo vinculado con esta materia y que se encuadrará en el seno del consejo escolar.

Y es que la finalidad última de la norma, que deja determinadas decisiones como la regulación de la vestimenta en manos de la "autonomía" de los centros, es "implicar" en la convivencia a docentes, administración, alumnado y padres.

Medidas correctoras

En lo que respecta a la mediación, el texto recoge respuestas que facilite la "recuperación" del alumnado que sufra o provoque algún problema de convivencia en las aulas. Entre las novedades se incluye un procedimiento de conciliación para la corrección de conductas "gravemente perjudiciales para la convivencia".

En palabras de Feijóo, el objetivo que se persigue es que "el diálogo", así como el compromiso del alumnado "corregido" y de su familia sirva para que la persona "agraviada" sea valorada.

Del mismo modo, se busca que las medidas correctoras sean "consensuadas", de ser el caso, con la "colaboración" de un mediador para lograr el acercamiento "con las personas afectadas" y, al tiempo, para "facilitar la inmediatez" de la corrección de un conflicto.

Además, se regulará el funcionamiento de las aulas de convivencia inclusiva para que, cuando proceda, se sustituya el tiempo de expulsión del alumnado que estuviera temporalmente privado de su derecho de asistencia al centro por su paso por aulas de convivencia inclusiva.

El decreto autonómico también establece la organización de escuelas de padres que podrán proponer iniciativas que tiendan a prohibir conflictos, a mejorar la convivencia o a fomentar el respecto mutuo y la tolerancia en el centro educativo.

Plan de convivencia

Feijóo ha subrayado que el decreto insiste también en la prevención con el fin de evitar que se den en las aulas conductas conflictivas. El texto hace hincapié en las medidas preventivas, como por ejemplo el compromiso de la Consellería para realizar actuaciones formativas en materia de convivencia escolar; o el impulso de proyectos de innovación e investigación educativa relacionados con esta materia.

Ha añadido que se define el objeto, fines y principios del plan de convivencia que tendrá que aprobar cada centro, así como su estructura y contenidos.

También se profundiza en lo relativo a las normas de convivencia de cada centro fijando los derechos y deberes del alumnado, las conductas contrarias a la convivencia, y las correcciones correspondientes, incluyendo regulación sobre dispositivos móviles y electrónicos.

"Entendemos que el uso del móvil en el aula estará prohibido", ha señalado Feijóo, quien ha precisado que sólo la autorización expresa del profesor podría por ejemplo posibilitar a los alumnos que accedan a los datos de su dispositivo para realizar alguna búsqueda concreta en internet.

A modo de resumen, Feijóo ha afirmado que con este reglamento se pretende garantizar "el mejor clima de convivencia posible", dar respuestas "inmediatas" para afrontar los comportamientos que perturben la convivencia en los centros; y definir "claramente" los derechos y deberes de los miembros de la comunidad educativa.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.