Heroína
Dos agentes de los Mossos d'Esquadra comprueban que el contenido de uno de los paquetes encontrados en una furgoneta procedente de Holanda es heroína. MOSSOS D'ESQUADRA

Los Mossos d'Esquadra han desmantelado la principal banda de tráfico de heroína en Cataluña en una operación en la que han detenido a 36 personas en la comarca del Baix Penedès (Tarragona) y se han decomisado 35 kilos de heroína, ha informado este jueves la policía catalana en rueda de prensa.

La operación la ha tutelado el juzgado de instrucción número 2 de El Vendrell (Tarragona) y los 35 kilos de heroína decomisados, que habrían alcanzado más de 2 millones de euros en el mercado negro, la convierten en la más relevante de España este año con respecto a esta sustancia.

La banda, muy bien organizada, blanqueaba el dinero comprando inmueblesLa comisaría de El Vendrell detectó el pasado mes de febrero un activo punto de menudeo de heroína en el municipio y la Unidad de Investigación de los Mossos comprobó que había un tráfico constante de esta droga. Los investigadores fueron tirando del hilo de la cadena de distribución para hallar al suministrador de la heroína, que ha resultado ser un hombre de nacionalidad marroquí, ya en prisión preventiva por orden del juez.

Este hombre dirigía esta organización criminal que, además de la heroína, traficaba con otras drogas desde los municipios de L'Arboç y Banyeres del Penedès y Sant Jaume dels Domenys, todos en la comarca del Baix Penedès, en la provincia de Tarragona.

Es la operación más relevante de España este año contra el tráfico de heroínaLa banda tenía un organigrama muy definido: una persona de confianza del jefe pactaba con los compradores los precios, las cantidades, las condiciones de la entrega y el día de la venta, y otro miembro iba a buscarla a un domicilio de Banyeres del Penedès. Ese domicilio actuaba de almacén —vigilado por tres miembros de la banda— y otros integrantes se ocupaban de vigilar el transporte y otras funciones logísticas. Mientras, otro hombre de confianza llevaba el dinero a Marruecos y, allí, la organización compraba propiedades inmobiliarias.

Los investigadores supieron que la banda esperaba un cargamento de heroína procedente de Holanda e intensificaron la vigilancia durante diez días, hasta que a media mañana del 16 de este mes vieron una furgoneta con matrícula holandesa en el domicilio del Baix Penedès.

Detenciones y registros

A partir de ese momento, y hasta el 19 de octubre, medio centenar de agentes, incluso del Grupo Especial de Intervención, detuvieron a la parte de la banda que operaba en L'Arboç y Banyeres del Penedès y en Sant Jaume dels Domenys. Una segunda fase policial, desarrollada entre el 23 y el 25 de octubre, se centró en los puntos de menudeo de heroína de El Vendrell y Tarragona y, en total, se registraron 14 domicilios.

La operación ha resultado ser la más importante en la historia de los Mossos d'Esquadra y se ha saldado con 36 detenidos —20 de ellos ya en prisión— y la incautación de 35 kilogramos y 17 dosis de heroína; cuatro dosis de cocaína, 200 gramos de hachís; marihuana y utensilios para la manipulación y el adulterado de las drogas; 10.300 euros en metálico, y siete vehículos.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.