Un grupo de catorce familias con miembros pertenecientes a la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, con sede en Oia (Pontevedra), han comparecido este jueves en rueda de prensa para denunciar que "en nombre y bajo el amparo de la Iglesia han secuestrado" a sus hijos, ante lo que piden que se los "devuelvan".

Según ha contado este grupo de familiares, llevan varios años luchando por demostrar que esta organización "es en realidad una secta" y que mantiene "actitudes que se pudieran considerar delictivas". Con este propósito, contrataron a una empresa de detectives que les indicó que esta asociación religiosa fundada por Feliciano Miguel Rosendo Da Silva puede tratarse "de una secta destructiva", al detectar "indicios de fraude fiscal y posibles abusos sexuales", entre otros delitos.

La Guardia Civil esta investigando estos hechos tras las denuncias presentadas por las familias y el Juzgado de Instrucción número uno de Tui ha abierto diligencias.

Los afectados aseguran que el tema fue puesto en conocimiento de la Iglesia en el año 2006, en sendos escritos dirigidos al Obispado de Tui-Vigo y a la Nunciatura Apostólica.

"En ningún momento nos hemos sentido apoyados" ante estas denuncias, ha afirmado María Soledad Pombo, madre un miembro de los 'miguelianos'. "Hemos sido ignorados hasta que el sacerdote que estaba a cargo de la Orden decide alertar de las irregularidades observadas", ha explicado.

La Iglesia, que intervino la Orden el pasado 26 de marzo, está a la espera de un informe para decidir si la suprime o no, mientras que el obispo de Tui-Vigo, Luis Quinteiro, ha destituido al líder y fundador, Miguel Rosendo.

"no basta"

Para estas familias, sin embargo, con esta reacción "no basta", ya que consideran que las actuaciones llegan "tarde" y "a raíz de que todo saliese a la luz pública". Por eso, piden la intervención de la Iglesia para que les "devuelva" a sus hijos. "Sólo la Iglesia puede convencer, junto con un equipo de psicólogos, a nuestros hijos de que están equivocados, deben devolver la paz a nuestras vidas", han afirmado visiblemente emocionados.

Los afectados aseguran que no son los únicos y que "hay muchas familias destrozadas que temen hablar o salir en los medios", por lo que han trasmitido en nombre de todos la "desolación, sufrimiento, impotencia, soledad y tristeza" en la que las familias están sumidas.

En el informe elaborado a petición de estas familias se recoge un extenso inventario del importante patrimonio atribuido a Miguel Rosendo y su mujer, así como un listado de empresas y personas físicas que aportan dinero a la Orden.

Además recoge las prácticas de captación supuestamente empleadas por los 'miguelianos' y testimonios que explican supuestas humillaciones e incluso posibles abusos sexuales.

A día de hoy, la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel sigue siendo una asociación pública de fieles de derecho diocesano establecida en Tui-Vigo. Consta de 27 miembros llamados "exploradores", que realizan su labor de apostolado únicamente en esta Diócesis, y cuatro "Consagradas Miguelianas" que atienden una residencia geriátrica en Bustarviejo (Madrid). Todos ellos están bajo la responsabilidad del 'Comisario Extraordinario' nombrado por el obispado con funciones, por tiempo indefinido, de presidencia y gobierno.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.