El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, ha presentado este jueves en el Parlamento gallego las cuentas de su departamento para 2015, que considera "realistas y responsables", en las que se destinarán 50 millones a proyectos de innovación, 20 millones para la internacionalización, y en donde el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) aumentará un 0,37% su presupuesto.

De este modo, las cuentas de Economía e Industria crecen un 0,4% respecto a 2014, con alrededor de un millón de euros más, hasta los 165 millones en 2015, aunque Conde ha cifrado "el presupuesto global" en 200 millones de euros, al que se dedica un 14,2% para gasto corriente.

Así, Conde ha reiterado en numerosas ocasiones, al igual que hizo en su comparecencia en pleno el miércoles, que con estos presupuestos se busca la entrada de Galicia en "la industria 4.0", en el marco de la Axenda da Competitividade Industrial que potenciará sectores TIC como la biotecnología, el aeronáutico o la biomasa, con el fin de crear 50.000 empleos hasta 2020 y aumentar el peso de la industria hasta el 20% del PIB. Todo ello, en el marco de "una cuarta revolución industrial" que ya en 2015 movilizará "150 millones".

Tras dejar constancia de que el crecimiento europeo "se está debilitando" y en España "la demanda interna sigue sin mejorar lo suficiente", confía en alcanzar un crecimiento del 2% del PIB de la Comunidad fijado para 2015, y considera que Galicia "está en el buen camino" con el objetivo de ser "más competitiva, exportadora y sostenible".

LÍNEAS

Así, ha comenzado a desgranar que para 2015 en el campo de la innovación se mantienen 50 millones de 2014 de la Axencia Galega de Innovación para inversiones productivas. Además, se destinan 6 millones a nuevas unidades mixtas de investigación en empresa —que suman a las ocho existentes en compañías como Citroën o Gas Natural—; y ha destacado la colaboración con el Instituto de Nanotecnología de Braga, "con impacto muy positivo en Galicia".

Junto a esto, se destinarán 10 millones para apoyar nuevos proyectos de pymes, mientras se facilitará financiación para fijar el tejido industrial y crear empleo por casi 20 millones. En el marco de la Axenda da Competitividade se destinarán tres millones de euros para crear mecanismos de vigilancia de regulaciones de compañías. Por su parte, la tercera edición del programa Conecta Pemes movilizará 15 millones.

En lo tocante a la internacionalización, se mantienen 20 millones de presupuesto, porque "una de las claves del crecimiento se encuentran en los mercados exteriores", con especial atención a la diversificación de productos y mercados, y con 10 líneas para sectores. Todo ello, para que la exportación alcance el 40% del PIB en 2020. También se buscará la captación de inversión extranjera con papel destacado de Galicia Calidade.

Asimismo, ha situado al naval como uno de los ejes para 2015, en la cual se mantendrá la línea de avales para la industria auxiliar y la financiación de proyectos de astilleros a través de Pymar. A esto se une, la partida que ya se ha incluido en los últimos años para el dique flotante de cinco millones de euros.

Respecto a la creación de un polo aeronáutico en Galicia, en las próximas semanas se presentará un libro blanco para identificar oportunidades de negocio y seguir políticas adecuadas, con la creación de un centro de drones en Rozas por 10 millones, que será de uso civil "en exclusiva".

Asimismo, ha destacado que el presupuesto del Igape crece un 0,37%, con actuaciones para mejorar el tejido productivo y que, por primera vez, incluye la línea de préstamos Jeremie, con fondos europeos, activos a partir de las próximas semanas.

Comercio y energía

Para el emprendimiento, hay cinco millones del fondo de capital riesgo Galicia Emprende para 80 nuevos proyectos para movilizar 10 millones. Por su parte, para el comercio se destinará en total 12,3 millones, al tiempo que se prevé destinar 20 millones de euros para una red de mercados de abastos excelentes, con un sello distintivo hasta. También habrá cuatro millones de euros a ayudas al asociacionismo.

En el campo de la energía, habrá 4,3 millones para la eficiencia en la industria y servicios, "el doble que en 2014"; y se destinarán 3,7 millones de euros a un plan renove de viviendas, con apoyo a reducir el gasto de familias e incentivos fiscales. Una de las apuestas será una orden de 9,3 millones para ayudas a instalación de equipos de renovables de biomasa, así como un millón para geotermia. Se continuarán "tramitando" nuevos parques eólicos y, en su conjunto, la Xunta confía en que el ahorro en renovables suponga 500 millones.

Cuentas del "año anterior"

Por su parte la oposición, ha coincidido en criticar los presupuestos, sobre los que la diputada del BNG Carme Adán censura que son "los del año anterior" y los ha identificado con la película 'Matrix', porque "son discursos muy pocos creíbles en esta situación",

De hecho, le ha reprochado a Conde que hable con "palabras vacías" como los de industria 4.0, que "esconden que no hay estrategia industrial", que conlleva pérdida de derechos laborales de trabajadores", mientras "es la Consellería que más gasto tiene en publicidad y propaganda".

Al respecto, censura que el Igape "es un instrumento inútil para la economía de Galicia", que ha tenido un descenso de sus presupuesto del 72% desde 2009. Además, ha cargado contra "la desfachatez de venir aquí y hablar del dique flotante", por eso le ha pedido que tenga "respeto" a los trabajadores del naval. Junto a esto, censura que la partida del comercio se vuelve a reducir, al tiempo que ha recriminado que se hable de crear 50.000 puestos de trabajo hasta 2020, cuando "con Feijóo se destruyeron" 50.000 empleos.

La diputada de AGE Consuelo Martínez ha criticado que Conde hable de "una realidad que sólo existen en la mente de la Xunta de Galicia", mientras el Igape "es totalmente inútil para la actividad económica", en donde la partida de tres millones de euros al naval "desaparece" y hay recortes del "50%" para competitividad.

Asimismo, ha cargado contra que el conselleiro justifique "la flexibilidad" de Citroën, que "es explotación extrema" y reduce salarios a "niveles de Eslovaquia". Y es que Conde ha defendido que "el modelo de flexibilidad laboral funcionó perfectamente en Balaídos", y confía en que los sindicatos pacten "condiciones adecuadas".

Por su parte, el diputado socialista Abel Losada cree que la intervención de Conde ha sido "puro Cernuda", porque está "entre la realidad y el deseo", ya que su discurso y la realidad laboral de Galicia "no tienen absolutamente nada que ver". Asimismo, censura que es la consellería en la que más incrementa el peso relativo de asesores.

Así, Losada ha criticado un presupuesto de Economía e Industria "absolutamente continuista" con el de 2014, ya que no ve "cambios cuantitativos", aunque ha dicho que a modo de discurso lo de la industria 4.0 "es nuevo", pero considera que "no suena a Finlandia, suena peligrosamente a Indonesia". "No es industria 4.0, es Charles Dickens", ha recriminado.

En cambio, el diputado popular Pedro Arias ha valorado que la consellería apueste por que "en Galicia se instale la idea de internacionalización y apertura", lo que considera fundamental porque "es un cambio de visión". De hecho, considera que las exportaciones son la "baza fundamental" para salir de la crisis.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.