Torrelavega participa en un proyecto europeo para controlar el gasto de agua que se realiza en los hogares. De hecho, se ha puesto en marcha una experiencia piloto en una comunidad de vecinos de la calle Andalucía.

Así lo ha informado este jueves el Ayuntamiento, que ha precisado que se trata del proyecto europeo Sud'eau 2, que continúa una edición anterior. Está relacionado con la eficiencia en el uso del agua, la mejora del territorio fluvial y la participación ciudadana. Participan Portugal, Francia y España.

En Cantabria, el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) es el departamento del Gobierno encargado del desarrollo de dos experiencias, una de ellas, las Ecoauditorías, que iniciaron ayer su andadura con una reunión informativa celebrada con una comunidad de vecinos, escogida al azar, en la calle Andalucía, de Torrelavega. La alcaldesa, Lidia Ruiz Salmón, y el director del CIMA, Leandro Morante, junto con el concejal de Aguas, Pedro Aguirre, asistieron a esta primera toma de contacto, interesándose por el proceso y su desarrollo.

El objeto de la reunión era invitar a las personas que residen en la comunidad de vecinos a participar en una experiencia piloto que les permitirá conocer en detalle su consumo de agua (cuándo y para qué usos consumen más cantidad), así como ahorrar en la factura en el futuro mediante algunos cambios sencillos en los hábitos de consumo.

En el transcurso del proyecto se procederá a instalar, de forma experimental y temporal, unos dispositivos en los contadores del agua que permiten conocer al usuario su consumo de forma casi instantánea. Los que quieran adherirse a esta experiencia deben tener acceso a Internet y algún dispositivo de tipo smartphone o tableta para poder conocer sus datos de consumo.

La experiencia se desarrolla en tres ámbitos diferentes, el urbano, para el que se ha seleccionado la citada comunidad de Torrelavega; el periurbano, que se desarrollará en Cartes; y el rural, para el que se ha escogido Mazcuerras. De esta forma se podrán diferenciar los usos y rutinas relacionadas con el consumo de agua, en base a los condicionantes impuestos por el tipo de vivienda y actividades que se desarrollan en la misma.

El propósito es que los usuarios podrán tener conocimiento de sus consumos detallados y comprobar el grado de eficiencia que tienen en sus hábitos, pudiendo recibir distintas recomendaciones de optimización en función de su desviación con respecto a valores de referencia. El objetivo final es mejorar el medio ambiente y la gestión eficiente del agua.

Se trata asimismo de reforzar la implicación del usuario en la utilización de este sistema, asesorándolo no sólo en lo relativo a posibles dudas técnicas sino también en lo referente a un posible cambio de hábitos de consumo que reduzca y mejore el consumo de agua doméstica.

Para los participantes, se estudiarán las posibilidades de mejora de cada caso concreto a la vista de los resultados obtenidos tras la realización de la experiencia, capacitándolos para un mejor uso de ese recurso, y facilitando dispositivos de ahorro de manera que puedan repetir la experiencia de forma autónoma y comparar los resultados obtenidos en las autoecoauditorías y de esta manera completar la formación con elementos prácticos asociados a la misma.

La iniciativa se desarrolla en el marco del proyecto Sud'eau 2 aprobado en el programa de cooperación territorial del espacio sudoeste europeo Interreg IV-B Sudoe, financiado en un 75% por fondos FE-DER,

Consulta aquí más noticias de Cantabria.