La juez que investiga el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares tramitados por la Junta de Andalucía ha suspendido las declaraciones previstas para este jueves de tres imputados en relación con el expediente de la empresa Matadero de Fuente Obejuna (Córdoba) después de que los mismos no hayan podido ser localizados, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

Las mismas fuentes consultadas han indicado que fueron los propios imputados los que solicitaron a la magistrada Mercedes Alaya que los citara a declarar, a lo que accedió la instructora, pero finalmente el Juzgado no ha podido localizar a ninguno de ellos, como son Juan José Viedma Gallardo, su hija, Juana Pilar Viedma Gallardo, y su pareja sentimental, Adoración Navarro Fernández.

Todos ellos se negaron a declarar ante la instructora en su comparecencia de noviembre de 2013, cuando la juez les atribuyó presuntos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y tráfico de influencias.

La "amistad" de un imputado con lanzas

En la imputación realizada a Juan José Viedma Gallardo, la juez puso de manifiesto que el 'conseguidor' de los ERE y exsindicalista de UGT Juan Lanzas incluyó a varios 'intrusos' relacionados con un amigo "personal" con el que "compartía jornadas de caza en el coto privado propiedad del inculpado".

En este sentido, la magistrada considera que Juan José Viedma, a través de su amistad con Lanzas, "conocería la influencia" que éste tenía en la Consejería de Empleo "hasta el punto que a través de él se podían obtener ayudas procedentes de los fondos públicos andaluces".

De esta forma, y "ante la mera solicitud verbal" del imputado, Lanzas "se comprometería a realizar las gestiones oportunas para que la misma fuera concedida", sostiene la juez, que añade que, "aprovechando que en ese momento" el 'conseguidor' "estaba mediando en el expediente relativo" a la asociación de trabajadores de Matadero de Fuente Obejuna, éste "utilizaría dicho expediente para atender la petición de su amigo" mediante la introducción en una póliza de rentas.

"Queda claro que el inculpado conocería la ilegalidad de tal actuación, pues para que no apareciera su nombre, las pólizas se suscribirían con dos personas de su entorno: su hija y su compañera sentimental", la primera de las cuales habría percibido 111.684,51 euros, cantidad que en el caso de su pareja asciende a 117.564,36 euros.

La juez considera que, "a cambio de la concesión de estos 229.248,87 euros, Lanzas le pediría un favor al inculpado a través de su hija", como era firmar contratos laborales a aquellos trabajadores de Matadero de Fuente Obejuna que no podían solicitar el convenio especial con la Seguridad Social al haber agotado el desempleo.

Niega ser amigo de lanzas

"Para salvar este escollo", 18 trabajadores del Matadero fueron trasladados en un autobús hasta el domicilio social de la Sociedad Técnicas Agrícolas Ecológicas Integradas a fin de "firmar contratos a todas luces falsos, pues estos trabajadores no llegaron a prestar servicios laborales en dicha empresa, permaneciendo dados de alta de 16 a 21 días" con "el solo fin expuesto de solicitar el convenio especial con la Seguridad Social" y poder ser incluidos en el ERE.

Juan José Viedma se negó a declarar aunque sí aseguró que los hechos que se le imputan "no son ciertos", además de señalar que "no ha sido amigo de Juan Lanzas ni lo es".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.