La Guardia Civil ha detenido a dos jóvenes británicos como presuntos autores de delitos de tráfico de drogas, hurto y apropiación indebida. Ambos detenidos formarían parte de un grupo organizado que se dedicaba a la introducción y posterior venta de sustancias estupefacientes en la isla, principalmente cocaína, metanfetamina y éxtasis, que más tarde eran distribuidas entre turistas en locales de ocio de la zona de Magaluf.

En un comunicado, la Benemérita detalla que la investigación llevada a cabo por agentes de la Guardia Civil de Palma Nova, se inició el pasado mes de agosto con la detención de un miembro de la organización de nacionalidad nigeriana, el cual fue sorprendido en el interior de un conocido establecimiento de Magaluf con diversas cantidades de drogas, así como una cantidad considerable de dinero en metálico procedente de la venta de las citadas sustancias. Tras ser puesto a disposición judicial, se decretó su ingreso en prisión.

Los otros dos miembros de la organización consiguieron huir en el momento de la detención del nigeriano. Tras continuar con la investigación, los agentes consiguieron identificar a los ahora detenidos, a los que una vez localizados y detenidos se les practicó un registro domiciliario en donde se intervinieron 8.000 euros en metálico procedentes de la venta de sustancias estupefacientes, así como numerosos terminales móviles de última generación, IPADS, y cámaras fotográficas todos ellos de procedencia ilícita.

Así, muchos de estos objetos fueron sustraídos en la localidad de Magaluf por lo que no se descarta que compaginaran la venta de sustancias estupefacientes con los robos y hurtos a turistas en la zona.

Los agentes apuntan que la investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.