El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, ha afirmado este jueves que se ha encargado una investigación interna en Sinpromi para conocer "los fallos que se han producido" en la gestión y que conllevaron que el exdirector financiero, Andrés Hernández Pedreira, sustrajera presuntamente hasta unos 600.000 euros de fondos de la sociedad.

En una rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno, ha dicho que en este caso "hay un culpable que tiene que pagar" y muchas víctimas, entre ellas el Uruguay Tenerife —equipo de fútbol sala del que era presidente—, "a quien hay que ayudar en la media de lo posible", pero especialmente Sinpromi, "que atiende a personas".

Ha insistido en que el Cabildo "es el principal interesado" en que se esclarezcan los hechos —ha reforzado la querella—, y para ello hay una investigación abierta con auditores y personal de Hacienda de la corporación, al tiempo que ha mostrado su confianza en la consejera delegada, Carmen Rosa García, que fue la primera que alertó de la situación.

Alonso ha señalado que el "problema de fondo" es recuperar el dinero y que "pague" quien ha cometido el presunto delito, que "tenía una confianza y la ha defraudado", y ha reconocido que en este caso, y en el de Bodegas Insulares, "se ha rectificado y se han puesto medidas para solucionarlo".

Con todo, ha señalado que la empresa está "atendiendo sus pagos" y funcionando pese al menoscabo económico que ha sufrido, y ha aclarado que seguirá en marcha por sus "fines sociales" vinculados a la inserción laboral de los discapacitados y el voluntariado.

En el caso del equipo de fútbol sala, ha dicho que se analizará la situación con el club, si bien desde el punto de vista económico, ha aclarado que cualquier inyección de capital se hará en el marco legal. "No podemos proponer una ayuda al club si al mismo tiempo hay una recuperación de dinero que se ha desviado al club", ha comentado.

Defiende a las empresas públicas

Sobre el funcionamiento de las empresas públicas del Cabildo, ha dicho que hay un sistema de auditorías con una unidad de apoyo, y cree

que este caso "no pone en un brete" al conjunto de empresas insulares. "Que haya habido un ladrón no significa que el sistema funcione mal", ha destacado.

Según el presidente, los indicios apuntan a que hay "un único culpable" en el desvío de dinero de Sinpromi, pero ha señalado que será la investigación judicial y policial la que terminará definiendo "quienes son los culpables".