El diputado regional del Partido Popular José Agustín Cuervas-Mons ha exigido este jueves al presidente regional, Javier Fernández, que dé explicaciones acerca de qué medidas va a adoptar tras la petición por parte de la UE de la devolución de las ayudas de la ampliación de El Musel por supuestas irregularidades, a lo que ha recordado que la gestión de este proyecto fue en todo momento responsabilidad "absoluta y directa" del PSOE, quien en aquellas fechas gobernaba en las tres administraciones -local, regional y estatal—.

"No le he oído ni una palabra", ha indicado sobre Fernández en rueda de prensa en la sede del PP de Gijón, acompañado del presidente 'popular' local, horas antes de la interpelación en la Junta General del Principado a la consejera de Fomento, Belén Fernández, sobre este asunto.

De hecho, ha apuntado que con ello comienza el PP su investigación, aunque ante la petición de Foro de abrir una Comisión de Investigación sobre este asunto, se ha limitado a señalar que no había leído la propuesta pero que su partido no se caracteriza por impedir ninguna investigación. Y sobre posibles responsabilidades jurídicas, ha abogado por dejar actuar a la Abogacía del Estado.

Asimismo, ha achacado al presidente regional el tener "doble personalidad", ya que él era secretario general de la FSA-PSOE durante la gestión de la ampliación portuaria y en todos los casos de "grandonismo" de su antecesor en la Presidencia del Principado, Vicente Álvarez Areces, pero, en cambio, aparenta que "llegó ayer" ante noticias como las del Puerto. El diputado, en este sentido, ha querido que explique incluso si va a depurar posibles responsabilidades en este caso.

Cuervas-Mons, además, ha incidido en que nadie desea que haya que devolver las ayudas y ha manifestado tener "certeza absoluta" de que el Gobierno de la Nación va a hacer "todo lo que esté en su mano" para evitarlo. Pensar lo contrario, para él, sería "una desfachatez". Dicho esto, ha alertado sobre que si la devolución se hace efectiva, el Puerto de Gijón puede quedar "tocado y lastrado" económicamente por mucho tiempo.

Además, ha querido dejar claro que la actitud del PP, como la del Gobierno de la Nación, ha sido "ejemplar" en este asunto, al no haber acometido "ningún ataque desmedido" ni haber utilizado esta situación como ariete contra el Gobierno regional, siempre, según él, pensando en el bien de los asturianos. Eso sí, ha advertido de que no van a consentir que les quieran "embarrar" con este caso.

Es por ello, que ha dicho sentir "perplejidad y malestar" ante las declaraciones del Principado sobre que el Estado no defendió bien los intereses de El Musel y Asturias. El diputado regional, en este sentido, ha reiterado que el PSOE gestionó de principio a fin esta obra "a su antojo", por lo que la devolución de ayudas es una consecuencia de esta gestión. "Es una tomadura de pelo", ha señalado sobre las críticas del Principado al Gobierno de la Nación. "Esto es simplemente tener caradura", ha insistido.

"nefasta gestión"

Medina, por su lado, ha seguido la línea de su compañero de partido y ha reiterado que los únicos responsables de la "nefasta" gestión de la ampliación portuaria son los socialistas, a los que ha exigido explicaciones y que pidan disculpas a los gijoneses por las consecuencias que ahora están pagando, según él.

Unido a ello, ha llamado la atención sobre que tres de los responsables socialistas de la gestión de esta obra, el ex ministro de Fomento entonces, José Blanco, el delegado del Gobierno en Asturias en aquella época, Antonio Trevín, y Vicente Álvarez Areces "siguen cobrando de nuestros bolsillos", al ostentar el cargo de eurparlamentario, diputado nacional y senador, respectivamente, en la actualidad. Especialmente ha criticado la "desvergüenza" de las declaraciones de Trevín, al que ha tildado como "el delegado del Gobierno que peor se ha portado con Asturias".

Y mientras ha pedido "altura de miras" al PSOE para que pida disculpas, ha recordado a Foro que durante su "breve" Gobierno regional no hizo "absolutamente nada" para aportar soluciones al problema o hacer una crítica constructiva, como también ha conminado al Ayuntamiento gijonés, de este signo político, a que colabore para arreglar "este desaguisado".

Consulta aquí más noticias de Asturias.