Los trabajadores de Lanbide-Servicio Vasco de Empleo han denunciado "la mala gestión" de este servicio público que les ha llevado a realizar en semanas anteriores seis jornadas de huelga por la "posición de cerrazón" del Gobierno vasco en el proceso de negociación. Por el momento, no se han convocado nuevos paros.

La representación sindical ha denunciado que, desde la puesta en marcha de Lanbide, el Ejecutivo autonómico ha realizado "una nefasta gestión" del servicio público, y ha recordado que el año pasado la Dirección del Servicio Vasco de Empleo presentó la relación de puestos de trabajo del organismo, en el que se recoge el número de puestos de trabajo necesario para su funcionamiento y las condiciones de los mismos.

Las razones por las cuales la plantilla de Lanbide se está movilizando son que la propuesta de la Administración ocasiona "bajadas salariales, movilidad forzosa entre oficinas que supone cambio de localidad, adjudicación a dedo de plazas en titularidad, desaparición de centros de formación, cese de trabajadores eventuales con el consiguiente empeoramiento de todos los servicios especialmente los relativos a la gestión de la RGI y PCV, y privatización de servicios".

"Todo ello supondrá el deterioro del servicio que presta Lanbide y perjudicará directamente a la ciudadanía", han advertido, para añadir que el Gobierno vasco aplica las reformas "más retrógradas" del Ejecutivo central, "empeorando las condiciones de trabajo de la plantilla y degradando el servicio público".

Además, han criticado que algunos partidos políticos han convertido a Lanbide en "un campo de confrontación política donde todo vale, desde la demagogia más xenófoba a la más absoluta falta de respeto" a la propia plantilla, en vez de "garantizar un servicio público de calidad que gestione eficazmente temas tan sensibles como prestaciones sociales, la orientación para el empleo y la formación".

Consulta aquí más noticias de Álava.