Calabaza de halloween
Calabaza típica de las celebraciones de Halloween

Miles de personas ataviadas con sus disfraces tomarán las calles de Valencia este viernes con motivo de una festividad de Halloween que se prevé más larga que nunca.

Tanto es así que, a pesar de celebrarse oficialmente la noche del próximo viernes, parte de los dispositivos de seguridad y de limpieza se prolongarán hasta la madrugada del domingo, en previsión de que la fiesta tenga continuidad el sábado por la noche.

En este sentido, fuentes municipales han informado que unos 400 agentes tanto de la Policía Local como de la Nacional controlarán y sancionarán el consumo de alcohol en la calle en las principales zonas de ocio, tales como el centro histórico, Tarongers, Cánovas, Ruzafa o las plazas del Cedro y Honduras. En todos estos espacios habrá controles de alcoholemia.

Por su parte, desde la Concejalía de Residuos Sólidos han comentado que 200 operarios participarán en las labores de limpieza, junto con 17 máquinas lavaderas, 18 barredoras y tres camiones recolectores de carga trasera. El dispositivo arrancará  a las 7.00 horas del sábado.

El refuerzo del domingo, que arrancará a la misma hora, será algo más reducido de inicio, aunque se podrán sumar efectivos en función de las necesidades. La festividad de Halloween dejó el año pasado 11 toneladas de basura.

Acordonarán las plazas del centro

Otra medida que llevará a cabo la Policía Local la noche de Halloween será el vallado de las principales plazas del centro. Para evitar que estos espacios se conviertan en un macrobotellón, los agentes prohibirán el acceso con botellas de alcohol en las plazas de la Virgen, del Carmen, del Ayuntamiento y de la Reina. Esta será la única medida que, al menos inicialmente, no se aplicará la noche del sábado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.