Bankia registró un beneficio neto de 696 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 53,9% respecto al mismo periodo de 2013, sin incluir el efecto del préstamo subordinado otorgado por Banco Financiero y de Ahorros (BFA).

Por su parte, el grupo BFA-Bankia ha obtenido hasta septiembre un beneficio después de impuestos de 1.151 millones, lo que supone un 77,7% más sobre los 648 millones obtenidos un año antes, excluyendo el efecto del canje de instrumentos híbridos por capital.

El beneficio atribuido a BFA-Bankia ascendió a 894 millones entre enero y septiembre. En cuanto a Bankia, el beneficio después de impuestos en términos pro forma alcanzó los 698 millones, un 51,4% más que en los nueve primeros meses de 2013.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, afirmó que la mejora de los ingresos "trimestre a trimestre", la disminución de los gastos y la "fuerte" reducción de la morosidad, que permite empezar a rebajar las dotaciones a provisiones, sitúan a la entidad "en el camino de cumplir el objetivo de conseguir un ROE [rentabilidad financiera sobre los fondos propios] del 10% en 2015".

CaixaBank gana 466 millones, un 1,6% más

CaixaBank ha obtenido un beneficio de 466 millones de euros en los primeros nueve meses del año, un 1,6% más que en el mismo periodo de 2013, con mejoras en el negocio bancario y una reducción de las dotaciones del 47,8%, hasta 1.799 millones, ha informado la entidad financiera este viernes.

El margen de intereses se ha situado en 3.074 millones (+4,7%), y el de explotación en 2.420 (+68,4%, o +6,7% si se excluyen extraordinarios de 2013), mientras que el margen bruto ha caído ligeramente (-0,6%) por la reducción del 43,4% de resultados de las participadas y diferencias de cambio de moneda, entre otros.

El margen de intereses y el de explotación han aumentado mientras que el margen bruto ha caído ligeramente La ratio de morosidad se ha reducido por tercer trimestre consecutivo, con una caída de 118 puntos básicos en el año, hasta el 10,48%, por debajo de la media del sector (13,25% en agosto), y la cobertura es del 58%, mientras que la liquidez ha alcanzado los 61.172 millones y la ratio de solvencia con criterios Basilea III el 13,1% (12,7% fully loaded).

CaixaBank cerró septiembre con unos activos totales de 333.699 millones de euros y un balance "equilibrado" en el que la cartera de créditos equivale al 102,4% de los depósitos, con un descenso de 7,5 puntos porcentuales en lo que va de año.

Los recursos totales se sitúan en los 307.272 millones, con un aumento en el año de 3.668 (+1,2%): los recursos de clientes de la actividad minorista crecieron en 8.756 millones (+3,4%) hasta los 268.000, con un "significativo aumento" de los recursos fuera de balance (fondos de inversión, planes de pensiones y otros) de 5.725 millones, un 10,2% más.

La ratio de morosidad se ha reducido por tercer trimestre consecutivoLas comisiones se han situado en los 1.374 millones (+4,1%) por el aumento de la comercialización de los productos fuera de balance, y los gastos recurrentes se han reducido un 6,1% "por la optimización de la estructura del Grupo y la consecución de sinergias".

Los créditos sobre clientes brutos ascienden a 194.447 millones, un 6,2% menos hasta cierre de septiembre (-4,3% si se considera la cartera sana sin promotor), y CaixaBank argumenta que los principales impactos en su evolución "siguen siendo el desapalancamiento generalizado en el sistema y la reducción de la exposición al sector promotor (-21,9%, -4.370 millones)". Los dudosos se han reducido por quinto trimestre consecutivo hasta un total de 21.440 millones, 1.128 menos que el trimestre anterior, y 4.263 menos que hace un año.