Sucursal de Novacaixagalicia
Una sucursal de Novacaixagalicia. EP

El FROB, el fondo de rescate español, ha decidido enviar a la Fiscalía Anticorrupción para su investigación 23 operaciones irregulares, 16 de Catalunya Banc (CX) y 7 de Novacaixagalicia (NCG), que en total habrían causado un perjuicio económico de unos 1.500 millones de euros.

El FROB explica que esta decisión la toma tras el análisis de los informes forensic, aquellos que se realizan para investigar posibles fraudes, que había encargado.

lE perjuicio económico del conjunto de las operaciones rondaría los 1.500 millones, unos 900 millones para Catalunya Banc y los 600 millones restantes para Novacaixagalicia.

Hay operaciones con indicios
de irregularidad
o que no responden
a una finalidad económica lógica

Se trata fundamentalmente de operaciones llevadas a cabo entre 2005 y 2008 de financiación y refinanciación para la adquisición de inmuebles y/o participaciones en sociedades, así como refinanciación para la adquisición de sociedades.

También hay renegociaciones de préstamos con reducciones de garantías, cancelaciones de deudas (sea por compraventa de activos y/o dación en pago), y ventas de inmuebles adjudicados u operaciones de inversión (por ejemplo, en situaciones precarias desde el punto de vista económico o patrimonial).

Además hay operaciones sospechosas de venta de inmuebles adjudicados, todas ellas con el factor común de que han dado lugar a importantes pérdidas para las entidades y representen "indicios de irregularidad o no respondan a una finalidad económica lógica".

Hasta el momento, el FROB recuerda que ha iniciado o se encuentra personado en 19 causas penales, en las que se analizan e investigan presuntos delitos relacionados con operaciones financieras o inmobiliarias de entidades de crédito que han recibido apoyo público.

Minimar el coste para los contribuyentes

Con ello, argumenta el fondo estatal, se busca minimizar, en última instancia, el coste para el contribuyente después de que el rescate de Catalunya Banc costara más de 13.000 millones y el de Novacaixagalicia más de 9.000.

La entidad gallega fue vendida al grupo venezolano Banesco en 1.003 millones, mientras que la catalana se la llevó BBVA por un máximo de 1.187 millones, lo que en ambos casos supone multimillonarias pérdidas para el contribuyente.

Al margen de estas operaciones que enviará a la Fiscalía Anticorrupción, el FROB continúa el análisis de los diversos informes forensic que le están siendo remitidos tanto de estas entidades como del resto en las que participa.

El FROB sigue siendo el principal accionista de Bankia y de BMN.